Tres mujeres inolvidables de El Espectador

María Teresa Herrán, Margarita Vidal y Consuelo Araújo Noguera son algunas de las periodistas formadas en la redacción de Guillermo Cano.

Entre muchas otras, tres mujeres comenzaron a protagonizar en la redacción de El Espectador en la transición entre los años 60 y 70. La primera de ellas fue María Teresa Herrán, quien se inició como columnista del diario cuando estudiaba Derecho. Después, siempre con el apoyo de Gabriel y Guillermo Cano, desarrolló una serie llamada ‘Reportajes Diabólicos’, a través de la cual encaró a los grandes personajes de la opinión pública nacional. Con el tiempo fue pieza clave del Círculo de Periodistas de Bogotá y autora de múltiples libros, entre ellos uno nacido en las entrañas de El Espectador, ‘La sociedad de la mentira’.(Vea el video: Así fue el paso de María Teresa Herrán por El Espectador)
 
La segunda de estas periodistas fue Margarita Vidal, quien comenzó su exitosa trayectoria profesional en El Espectador. Aunque rápidamente migró hacia la televisión, medio en el que se convirtió en uno de los referentes importantes del periodismo colombiano, siempre ha recordado sus días en este diario, donde tuvo como maestro personal a Gabriel Cano, quien acostumbraba a decirle como implacable crítico: “escriba corto y no adjetive”. Ella refiere que ser elogiada en el ‘Muro de la infamia’ en el que Gabriel Cano exaltaba o criticaba los aciertos y errores del periódico, fue para ella suficiente carta de presentación para el ejercicio del periodismo.  (Vea el especial 30 años sin Guillermo Cano)
 
La tercera de las periodistas fue Consuelo Araújo Noguera. En 1968, a propósito de la realización del Primer Festival de la Leyenda Vallenata. Desde la capital del Cesar ella envió al diario una crónica sobre el primer rey vallenato Alejo Durán. Desde ese día, “La carta vallenata” se convirtió en un espacio permanente para exponer los asuntos el caribe colombiano. Con tanto carácter que el columnista Hernando Giraldo la bautizó “La cacica”. Hasta su trágica muerte ocurrida en 2001,  siempre recordó a Guillermo Cano como su amigo y promotor en el mundo del periodismo. (Vea cómo era Guillermo Cano como director)
 

 

últimas noticias