Nace plataforma para seguir el pulso al asesinato de líderes sociales y el futuro de excombatientes

hace 1 hora

U. Nacional propone plan de movilidad para cambiar la cara a Cota

El propósito es reducir el índice de accidentalidad, hoy tres veces mayor al promedio nacional.

 La Universidad Nacional formuló un plan de movilidad que modifica la plaza central del municipio de Cota (Cundinamarca). El propósito es reducir el índice de accidentalidad, hoy tres veces mayor al promedio nacional, debido al alto número de vehículos que se movilizan por la vía principal.

Aproximadamente el 88% de los vehículos particulares que interfieren o atraviesan las vías de Cota no son de sus habitantes. Estos provienen de Bogotá, de municipios aledaños y de largas distancias, cuando se trata de transporte de mercancías.

Los elevados niveles de tráfico han aumentado también la accidentalidad. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, a 2012 registró 34,2 muertes por cada 100.000 habitantes.

En el caso de Cota, las dos vías con mayor flujo vehicular, tanto de automotores particulares como de carga pesada, tienen paso por colegios y zonas de vivienda.
Iván Baquero, Diego Vargas y Mónica González, del Programa de Investigación en Tránsito y Transporte de la U.N., explican que en el desarrollo del Plan de movilidad, se realizaron tomas de información que permiten caracterizar la movilidad, tales como aforos vehiculares, peatonales y de bicicletas; encuestas a hogares; ascenso y descenso de pasajeros en el transporte intermunicipal y local; inventario vial, de señalización y de intersecciones semaforizadas, entre otros.
Según los investigadores, se requiere un modelo organizacional que garantice la integración de las entidades relacionadas con la ejecución del plan, por lo cual se propone crear la Secretaría de Movilidad de Cota.

Esta sería la entidad gestora de la movilidad integral del municipio, la cual contará con sus propios recursos materiales y personales, para estar en permanente comunicación con todas las áreas de la Alcaldía y con competencia en la política del sector.

Otra plaza central

Una característica particular de la estructura urbana de Cota es la plaza central, que se encuentra dividida en dos zonas por el trazado de la vía departamental, que en el casco urbano se conoce como la Carrera Quinta.

La configuración que se ha desarrollado le da prioridad al vehículo particular y olvida la construcción de espacio público destinado a los habitantes que se movilizan a pie, en bicicleta o en transporte público (66 % del total de los viajes de los habitantes del municipio).

Las deficiencias en la gestión del uso del suelo, que permiten edificar en lugares que habían sido destinados para construcción de vías, han contribuido a la discontinuidad vial.
Como eje central para configurar el espacio público se busca cerrar la Carrera Quinta sobre la plaza principal y conformar este espacio según un proyecto que ya ha adelantado la administración municipal, mediante un concurso para su diseño.
A largo plazo es fundamental que el municipio piense en el retiro del tráfico de larga distancia en todo el corredor sobre la Quinta, recomiendan los investigadores.

En cuanto al cierre de la plaza principal, la Universidad plantea la creación de anillos básicos unidireccionales para darle continuidad a vías que aún no han sido construidas y en las cuales se deben tener en cuenta al peatón y a la bicicleta.

La población necesita un plan de acción y retos en seguridad vial que permitan minimizar los altos índices de accidentalidad, a través de cinco pilares alineados con el Plan Nacional de Seguridad Vial.

El primero de ellos es generar una eficiente gestión de seguridad vial y de riesgos asociados a la movilidad urbana y rural; el segundo, desarrollos de infraestructura vial y de crecimiento municipal incluyente para todos los actores de la movilidad; en tercer lugar, garantizar un parque automotor rodante por la ciudad con altos estándares de seguridad, independientemente del medio de transporte usado; en cuarto, propiciar, impulsar y sostener el uso adecuado de dispositivos de seguridad y buenas prácticas en el uso de las vías por parte de los usuarios; y finalmente, garantizar una respuesta óptima y oportuna en caso de accidente.

Temas relacionados