Un libro escrito por los indígenas de la Amazonia colombiana

Noticias destacadas de Nacional

A 90 manos, cinco etnias nativas del río Pirá Paraná consignaron su historia, sus rituales y sus conocimientos ancestrales sobre la selva. La investigación duró más de diez años.

En 426 páginas coloridas, las etnias Barasana, Eduria, Itana, Bara, Makuna Y Tatuyo, que habitan en el río Pirá Paraná, al sur del Vaupés, en la Amazonía colombiana, recopilaron su conocimiento ancestral llamado Hee Yaia Keti Oka. Los elementos más importantes de sus creencias quedaron consignados en la publicación, que ya está a la venta y que contó con el apoyo de la Fundación Gaia Amazonas.

Las culturas de la cuenca de este río, donde confluyen los sitios sagrados que nutren a todos los seres vivientes del mundo, fueron reconocidas por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, en 2011. Sus saberes les han permitido sobrevivir en la selva y transmitirles a las nuevas generaciones la importancia de la armónica convivencia con la naturaleza. Y fueron precisamente los indígenas jóvenes quienes se encargaron, durante más de diez años, de recoger en los territorios los conocimientos tradicionales y traducirlos de sus lenguas al español. Una labor que fusionó a viejos y chicos para garantizar el equilibrio en el corazón de la Amazonia.

A 90 manos escribieron cada uno de los capítulos del libro que tratan temas como las curaciones, la maloca, el yagé, la coca, el tabaco, el calendario ecológico, las lagunas y los caños. El principal objetivo es entender que el pensamiento indígena y el gobierno autóctono han logrado la continuidad de la tierra.

“Queremos que la vida humana y la naturaleza sean posibles. El conocimiento está conformado por elementos físicos, pero también espirituales y asegura la vida de la gente sobre la tierra; depende de la manipulación del hombre. Tenemos una política sostenible y ecológica en la región”, explica Roberto Marín, delegado del medio ambiente de la etnia Barasano.

Por su parte, Bárbara Santos, una de las editoras de la publicación, afirma que este es el primer libro escrito y divulgado por indígenas. “Hablan de su conocimiento que se refiere a endulzar la tierra, es una ciencia a través del chamanismo para prevenir las enfermedades para que el territorio se mantengan el equilibro. El conocimiento genera bienestar. Este libro es para ellos una puerta para que el país conozca la ciencia de vida y reciba ese bienestar y reciprocidad de la naturaleza”.

Uno de los capítulos del documento fue redactado, en su mayoría, por las mujeres indígenas quienes se encargaron de condensar los saberes sobre los cultivos, el cuidado de la tierra y las semillas.

“Queremos decirle al país que en la región amazónica sobrevivimos y existimos los tradicionales, haciendo actividades para mantener y salvaguardar la región del Pirá Paraná”, agrega Marín.

Comparte en redes: