Una campaña a favor de dos familias damnificadas

Dos familias damnificadas por un incendio en Popayán son al motivación de la campaña “Ayudémoslos a resurgir de las cenizas“.

Las dos familias perdieron todo, tras un incendio que consumió sus viviendas. / Cortesía Minuto de Dios

En medio de un rancho hecho con guadua, tablas y hasta cobijas, 12 personas, entre las que se encuentran ocho niños, viven dos familias que lo perdieron todo tras un voraz incendio que acabó con sus viviendas en el corregimiento de Yunga, a 27 kilómetros de Popayán, en Cauca.

Y es que, tras la tragedia que dejó a las dos familias sin ninguno de sus pertenencias, han debido afrontar las fuertes lluvias que ya se hacen sentir en esta parte del país, así como las condiciones que puede acarrear vivir en una casa improvisada de tres por cinco metros, en la que han intentado volver a levantarse los miembros de estas familias.

Con el fin de ayudarlo a resurgir como el ave feniz, la Corporación Minuto de Dios creó una campaña a través de las redes sociales con el fin de ayudar a estas dos familias a recuperar sus viviendas y la comodidad de volver a tener las condiciones de vida digna para los menores de estas familias.

Para ello se ha habilitado la cuenta de ahorros de Davivienda No. 004000200735 y el convenio 3030, en Efecty, para recibir donaciones que pueden ir desde los cinco mil pesos. Con esto la Corporación busca que tanto personas del común, como empresarios se unan a la iniciativa que nombraron “Ayudemos a resurgir de las cenizas”.

De acuerdo con Inalecia Cruz, una de las madres damnificadas, “después del incendio perdimos toda esperanza de poder darle a nuestros hijos una vida digna”, “estamos ilusionados con la campaña”.

Así mismo, las personas que quieran colaborar con la causa pueden participar a través de redes sociales con el hashtag #resurgirdelascenizas, a través del cual el Minuto de Dios  ha hecho la divulgación de la campaña y pretende dar a conocer sus resultados.