Una empresa para hacer felices a los empleados

Un emprendedor paisa tiene la receta que las empresas buscaban para evitar deserción de sus empleados. En 2015 la exportará a México y Perú.

Juan José Mesa, gerente y fundador de Gluky Group. / Luis Benavides

Juan José Mesa es administrador de empresas y a sus 33 años es un emprendedor exitoso, avalado por Endevor, la más grande aceleradora de emprendimiento a nivel global. En asocio con un amigo, montó una compañía importadora de maquinaria y mercancía desde Estados Unidos. Su empresa comenzó a recibir pedidos de otras firmas que compraban productos para regalarles a sus empleados y clientes, lo cual le generó una inquietud: ¿por qué estaban dando tantos regalos el día del vendedor o en Navidad?

“Nos dimos cuenta de que la gente no era feliz en las empresas, a pesar de que les dedica el 60% de su tiempo. Así que decidimos aportar para cambiar esa realidad y hacer felices a los empleados”, recuerda Juan José Mesa desde su silla de gerente y fundador de Gluky Group.

Su propuesta consiste en una agencia de incentivos y fidelización. “Desarrollamos estrategias de estímulos y motivación, con el fin de que las organizaciones alcancen o superen sus metas reconociendo y recompensando a las personas”, asegura.

Esa es la apuesta: lograr que los clientes sean más fieles y los trabajadores estén más contentos en las organizaciones. En estos ocho años de funcionamiento ya cuentan con 35 clientes, entre los que se figuran grandes compañías nacionales. “Tenemos un programa con el grupo Nutresa para todos sus empleados, ellos se preocupan mucho por el bienestar de sus trabajadores y por el clima organizacional para que la gente esté feliz. Así que desarrollamos un programa de motivación para que los ocho mil trabajadores se animaran a dar ideas innovadoras que pudieran mejorar los servicios de la compañía, los procesos, los costos. Con esto hemos logrado hacer $70 mil millones en cuatro años. A los empleados los reconocemos, les damos puntos que pueden cambiar por productos o viajes. Es un programa que lleva cinco años y ha sido superexitoso”, asegura Mesa.

Entre su lista de clientes también están Unilever y Coca-Cola, Bancolombia, Helm Bank y Coomeva.

Seis meses después de concebir la idea, logró su primer cliente. A los gerentes y presidentes de las compañías les interesa la propuesta, porque sienten que tienen un problema con sus empleados porque rotan mucho. “Hace años, nuestros papás duraban 30 años en un mismo empleo, las nuevas generaciones no. Los empresarios saben que tienen ese problema, pero no se quieren gastar la plata solamente en consultoría o haciendo capacitaciones. Lo interesante de nuestra iniciativa es que hacemos felices a sus empleados pero optimizando el negocio”, señala el emprendedor antioqueño al indagársele por algunos de los secretos de su éxito.

Hoy cuenta con 65 empleados y tres sucursales en Medellín, Bogotá y Cali. La meta para el próximo año es iniciar operaciones en México y Perú. La creación más reciente es una plataforma tecnológica para implementar los programas de reconocimiento para que la gente pueda acumular puntos y felicitar al compañero.

Con orgullo asegura que su idea es única, “somos pioneros a nivel mundial, hemos encontrado compañías que tienen la plataforma tecnológica, pero la venden a las compañías y ellos no saben qué hacer, otros venden la consultoría Nosotros somos los únicos que ofrecemos soluciones integrales”.

Mesa concluye que ser emprendedor requiere tiempo y sacrificio y que el tiempo no existe porque se trabaja de sol a sol. En su caso, ha logrado el apoyo de la Andi y el reconocimiento internacional por la proyección de su empresa. Un ejemplo para otros jóvenes emprendedores que con sus ideas ayudan a la generación de empleo en el país.