Siga en vivo el debate de control político al ministro de Hacienda

hace 3 horas

Una fuerza que se libera

La Fundación PLAN celebró el Día Internacional de la Niña por lo alto. Cinco de sus participantes asumieron roles de liderazgo en importantes carteras del país y empresas privadas. En el marco de la conmemoración se presentó el informe de la situación de igualdad de género en el país.

Luisa, Diana, Yuliana, Leonela y Yadis fueron las niñas que asumieron el liderazgo de algunas empresas y ministerios del país durante el Día de la Niña. / Óscar Pérez

“Somos líderes, tenemos la capacidad de construir mejores sociedades. Por muchos años, nos han negado el derecho a tomar decisiones, los estereotipos son un monstruo al que no le tenemos miedo, podemos o no podemos: sí podemos, rendirse está prohibido”. Estas son algunas frases, que parecen un himno, las cuales pronunciaron con energía y convicción las cinco adolescentes de la Fundación PLAN que por un día asumieron posiciones de liderazgo en importantes empresas y ministerios del país. Durante la celebración del Día de la Niña, ellas mandaron un mensaje contundente al mundo: las niñas tienen todo el potencial para crear nuevas realidades y es hora de asumirla.

La Fundación PLAN lleva 55 años en Colombia; fue la responsable de interceder ante las Naciones Unidas, con el apoyo de organizaciones internacionales, para definir un día para ellas y unir esfuerzos para ejecutar acciones que velen por sus derechos y habilitar espacios para que desarrollen habilidades de liderazgo y toma de decisiones. Para lograr estos objetivos, en la fundación desarrollan proyectos que se implementan en las comunidades de todo el país, con una estrategia que trabaja cuatro verbos: aprender, liderar, decidir y prosperar. Son más de 450.000 niñas y niños que acceden a los programas y que hoy ya revelan sus frutos.

“Estamos muy felices de ver a nuestras chicas asumiendo retos en sus comunidades y de trabajar por un país más equitativo. Además, de verlas por un día en el poder expresando sus ideas para edificar un mejor país”, señala Alejandro Gamboa, Presidente de la Fundación PLAN, mientras cuenta que ellas son representantes de diferentes regiones de Colombia, que llevan varios meses, incluso años, participando en los proyectos de la fundación y que han logrado desarrollar iniciativas que impactan su comunidad de forma positiva con un común denominador: pasión por lo que hacen y ganas de trascender en el tiempo.

“En la Fundación PLAN nos dan herramientas para la vida, para soñar. Nos enseñan a exigir nuestros derechos y a trabajar por objetivos superiores”, destaca Yadis, una joven de 16 años que representa al departamento del Cauca. Se caracteriza por hablar con energía y por esa sonrisa imborrable que la acompaña siempre. Ella fue ministra de Educación y durante la jornada asistió a la presentación del documento que señala la ruta de los próximos diez años. También estuvo en una reunión con varios embajadores, expresando sus ideas y desacuerdos con el modelo actual y la necesidad de empoderar a las niñas, pues, aún siente que son excluidas en cargos de elección popular.

Una realidad que en el país no mejora. Según la Registraduría Nacional del Estado Civil, entre 2015-2019, de los 99 mil candidatos a estos cargos, el 36 % son mujeres y tan solo 2,4 % son electas. El panorama es crítico, pero es algo que se vive en el mundo. El liderazgo de las mujeres es un talento que se ignora, y según Lucas Calderón, vocero de la Alta Consejería para la Equidad de La Mujer, “Es necesario acompañarlas a descubrir y fortalecer sus habilidades; para esto es determinante la educación y trabajar en una cultura que deje atrás los estereotipos y trace un camino de equidad”.

Esos estereotipos le generaron batallas a Leonela, una adolescente que vive en Tumaco y es voluntaria de la fundación, porque amaba jugar fútbol pero no la dejaban por ser niña. Pero también fue una lección para su vida. En sus palabras, “Decidí que nadie iba a anular mis derechos y que mi propósito es trabajar para que los hombres dejen de ser nuestros enemigos y se conviertan en nuestros aliados”. Leonela fue Embajadora de Canadá en Colombia y reconoce que el trabajo en equipo es clave para salir adelante. Ese es el ejemplo de sus padres, que siempre están juntos y se encargan de empoderarla y mostrarle que hay más oportunidades.

Uno de los hallazgos del informe que presentó la Fundación PLAN en el marco del Día de la Niña, titulado Liberar el poder de las niñas ahora, determina que un 40 % aún creen que el rol más importante como mujeres es cocinar para sus familias. Esto plantea un reto determinante en enfoques de poder y las normas sociales de género que se están inculcando en la cotidianidad. “Esta realidad se debe cambiar desde el colegio para invitar a las niñas a la investigación y otros roles”, asegura Mónica Ramírez, directora de Calidad del MinEducación.

Pero es un reto que necesita la articulación de la academia, los sectores público y privado, sociedad civil y los medios de comunicación. Pues uno de los factores que empeoran la situación es la normalización de acciones machistas, la violencia contra las niñas, la falta de justicia y el manejo que se da en los medios de comunicación. Este fue un llamado de Yuliana, otra integrante de la fundación, que asumió la presidencia de Publicaciones Semana, y que siente que con tan solo una foto de mujeres en labores domésticas mal manejada, “puede desempoderar a las niñas. Y lo que buscamos es que todas lideren y que los medios sean testigos de esa realidad”, afirma Yuliana.

En esta misma ruta, Luisa, la presidenta de la Mesa de participación de Quibdó, habla de cómo ese liderazgo es clave para crear entornos de paz. Ella ejerció como Procuradora y busca que a través de sus acciones y amor por la justicia se valore a la mujer. Estas niñas que asumieron el reto de dirigir importantes organizaciones son ejemplo de niñas líderes que quieren transformar la sociedad. Su energía, empoderamiento y ganas de emprender son un ejemplo de país.

El camino está trazado, ahora la responsabilidad es de todos para habilitar los espacios en los que las niñas ejerzan su liderazgo y emprendan “como lo hice yo con mi sala de uñas, y mi objetivo es generar empleos y ser una gran líder”, puntualiza Diana, una adolescente de Villa Rica, Tumaco, participante del proyecto Jóvenes Construyendo Futuro, que se desempeñó como Presidente de la Fundación PLAN por un día.

 

últimas noticias