Una historia de éxito opacada por una tragedia

Uno de los hombres más prestantes de Antioquia está hoy en el ojo del huracán por el desastre en la urbanización Space. ¿De quién se trata?

Álvaro Villegas Moreno, presidente saliente de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros. / El Espectador

Uno de los hombres más prestantes de Antioquia, ligado a la historia política y de infraestructura del departamento, ha estado en el ojo del huracán en los últimos días. Incluso, una valla al lado de la unidad residencial Space en el barrio El Poblado de Medellín, donde se desplomó un edificio y 13 personas fueron sepultadas (dos de ellas rescatadas con vida), rezaba: “Álvaro Villegas e hijos, respondan”.

El mensaje se refería al vínculo de Álvaro Villegas Moreno y su familia con la Constructora Lérida S.A. Según el certificado de existencia de la compañía, el representante legal es Pablo Villegas Mesa —hijo de Álvaro Villegas— y la junta directiva está conformada por padre e hijo, Emilio Restrepo Posada y Juan José Restrepo. La empresa Lérida Constructora de Obras S.A. —sigla Lérida CDO S.A.— fue creada el 18 de marzo de 1994 en la Notaría 8 de Medellín, mediante la escritura pública Nº 760 y matrícula 21-187415-04. Los dos socios fundadores fueron Inversiones El Retiro —en cabeza de Álvaro Villegas Moreno— y Emilio Restrepo Uribe y Cía., en cabeza de Ligia Posada de Restrepo. Cada socio aportó $50 millones. Tiene una vigencia hasta el 18 de marzo de 2064 y un capital autorizado de dos mil millones de pesos.

La de empresario ha sido sólo una de las facetas de Villegas Moreno. En el libro Secretos de un líder, del periodista Germán Jiménez, se destaca la trayectoria de este hombre y su representatividad en la historia de Antioquia. En el prólogo, el expresidente Álvaro Uribe Vélez dice que el nombre de Villegas “está asociado a inmensas realizaciones en los sectores público y privado”.

Uribe menciona la Gobernación de Antioquia, el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (Idea), la Alcaldía de Medellín, el Concejo de de la capital de Antioquia, el Senado, el Partido Conservador y la SAI, gremio que agrupa a los ingenieros y arquitectos del departamento.

La cercanía de Villegas con Uribe se evidencia en una carta que escribió el primero a propósito de las elecciones en 2010: “Si se cumple exitosamente el proceso de modificaciones a la Constitución, que nos permita a los colombianos decidir libremente sobre el próximo período presidencial, en mi caso particular voy a acompañar al presidente Uribe (…)”.

Justamente una de esas empresas, que inició en 1962 con el nombre de Concretubos, con un capital de ocho mil pesos, al lado de su padre, quien trabajaba en Simesa, es la más cuestionada hoy de Medellín por una tragedia sin antecedentes en el gremio constructor.

Incluso, también causó extrañeza que el lunes la SAI designara como presidente encargado al ingeniero Diego Zapata. Ante la avalancha de críticas, el gremio dijo que la ausencia de su presidente es temporal y que desde el mismo momento en que se presentó el desplome de la torre 6 de Space, Villegas Moreno presentó su renuncia a la presidencia de la SAI.

Así, se ha tornado la vida de un hombre que asegura que en su alma guarda un profundo amor por Antioquia, por Colombia y por su familia, conformada por su esposa Beatriz Mesa Upegui y cuatro hijos —dos de ellos murieron en un accidente—. De ellos hace hace una emotiva mención en el mencionado: “Son Beatriz, mis cuatro hijos, sus familias y mis nietos (6), una parte integral de mi vida. Quiero exaltar a Pablo y Mauricio como mis aventajados alumnos en el manejo de mis empresas, y a Álvaro José y Andrés, los mayores, quienes a edad temprana fueron llamados por Dios”.

 

 

@walterariash

últimas noticias

Así será el desfile del 20 de julio en Cali

La independencia ficticia

Por los caminos de la historia