En una semana declararán calamidad pública en Ibagué (Tolima)

La medida fue tomada debido a los estragos del Fenómeno de El Niño: reducción de los caudales e incendios forestales.

Luego de que varias entidades, entre las que se encuentran Bomberos, la Cruz Roja y la Secretaría de Desarrollo Rural, presentaran sus reportes de los daños causados por el Fenómeno de El Niño en Ibagué (Tolima), el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo aprobó decretar la calamidad pública en la ciudad.

En la discusión, presidida por el acalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, se acordó que en una semana se presentará un plan de contingencia para definir cuáles serán las acciones que se tomarán para mitigar los efectos del clima y qué recursos se van a destinar para esta misión.

Una de las mayores dificultades que afronta la ciudad corre por cuenta de la carencia de agua, que ya afecta a 33 barrios y más de 140 acueductos comunitarios. Algunos de los sectores más afectados con las altas temperaturas son el ganadero y el caficultor. Se estima que el 80% de los predios ganaderos se han perjudicado con la sequía y que 25 mil sembradores de café no prosperaron por el déficit de agua.

Los incendios forestales también han causado estragos en el departamento. El año pasado las llamas consumieron más de 11.000 hectáreas.

Aunque municipios como Natagaima (40,4°C), Guamo (38°C), Flandes (37,8°C), Saldaña (37,8°C), Ambalema (37,4°C), Espinal (36,8°C), Prado (36,6°C) y Valle de San Juan (36.0 °C) siguen registrado altas temperaturas, según el Ideam, en otros como Ataco, Rioblanco y Planadas se presentaron lluvias este lunes. También llovió en Nariño, Córdoba, Huila y Cundinamarca. El mayor volumen de precipitaciones se registró en Tumaco (Nariño).

Por su parte, en Honda (Tolima) la alerta roja sigue elevada debido a que continúan bajos los niveles del río Magdalena. La Dorada (Caldas), Puerto Salgar (Cundinamarca), Puerto Boyacá (Boyacá), Puerto Berrío (Antioquia), Barrancabermeja (Santander), Puerto Wilches (Santander), San Pablo (Bolívar), Gamarra (Cesar), Tamalameque (Cesar), El Banco (Magdalena) y Magangué (Bolívar) también sufren por la corriente de agua. “Se presentan problemas de abastecimiento para aquellos acueductos municipales que captan el recurso de las fuentes hídricas superficiales y existen restricciones a la navegabilidad en algunos sectores del río”, dice el Ideam.