Unión Europea donó 4,2 millones de euros para recuperar laguna de Tota

La embajadora de la UE en Colombia, María Antonia van Gool, señaló que este tipo de inversiones podría realizarse en otras zonas del país.

 La Unión Europea (UE) invertirá 4,2 millones de euros en programas para recuperar el ecosistema de la laguna de Tota de la que se surten de agua unas 350.000 personas, tal como informaron fuentes oficiales.

El programa que beneficiará a la laguna ubicada en el departamento de Boyacá, se hará gracias a recursos otorgados por la Unión Europea a través de la Agencia Francesa de Desarrollo en un convenio con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

La embajadora de la Unión Europea en Colombia, María Antonia van Gool, manifestó que esta experiencia podrá aplicarse también en otras zonas del país.

La ministra de Ambiente de Colombia, Luz Helena Sarmiento, dijo que "con estos recursos iniciamos un proceso de recuperación importante para este espejo de agua fundamental en el departamento de Boyacá, que beneficiará a más de 7.000 familias".

Indicó que uno de los propósitos de este acuerdo es la reducción del riesgo por eventos de inundación, sequía y movimientos en masa para los habitantes de las cuencas de la laguna de Tota y el Alto Chicamocha.

También se buscará optimizar la capacidad de regulación del sistema hídrico de la laguna de Tota y sus tributarios, garantizando el abastecimiento de agua para consumo humano de una población cercana a los 350.000 habitantes y el corredor industrial del Valle del Sogamoso.

La laguna de Tota, con cerca de 6.000 hectáreas, es el cuerpo de agua de alta montaña más extenso e importante del país. Contiene un volumen de 1.920 millones de metros cúbicos de agua, correspondiente al 44,40 % del líquido que existen en los 20 lagos y lagunas más grandes de Colombia.

El ecosistema brinda agua para consumo humano, producción agrícola y producción industrial de ocho municipios de Boyacá, que representan cerca del 25 % de la población del departamento.
El ecosistema de la laguna se ha visto afectado por la producción agrícola intensiva, procesos industriales y vertidos no controlados.
También ha sufrido por la falta de tratamiento de aguas residuales, la ampliación de la frontera agrícola, la explotación minera no controlada y la pesca indiscriminada.