Arquidiócesis de Cali negó que el arzobispo hubiera obligado a sacerdotes a votar por la Farc

El pronunciamiento del clero se da luego de que el periodista Fernando Londoño afirmara que monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, amenazara a los sacerdotes con suspenderlos si no apoyaban a la Farc en las próximas elecciones.

Archivo El Espectador.

“El Arzobispo de Cali reunió a los sacerdotes diocesanos de Cali en un centro de retiros en Tuluá. Llegaron en camionetas lujosísimas tres personajes: Calarcá, Sandino y un bandido Cepeda. El arzobispo los obligó a votar por las listas de las FARC o quedan suspendidos”. Esta fue la afirmación que hizo el periodista Fernando Londoño durante la emisión de su programa ‘La Hora de la Verdad’ y a través de la cuenta de Twitter de dicho espacio radial.

De inmediato, las acusaciones, que se emitieron este lunes 12 de febrero, despertaron un nuevo escándalo que involucra a la Arquidiócesis de Cali y al arzobispo monseñor Darío de Jesús Monsalve. El pronunciamiento por parte de la iglesia católica no se hizo esperar. En la tarde de este martes, a través de un comunicado, el Consejo de Gobierno de la Arquidiócesis de Cali y el clero en general aseguró que dichas afirmaciones son falsas.

“Damos fe que de sus labios nunca se escuchó una instrucción en el sentido calumnioso que el señor Fernando Londoño expone, al afirmar que el arzobispo los obligó a votar por las listas de las Farc”, indica el documento. (Lea también: Darío Monsalve, el arzobispo de Cali en controversia)

El comunicado reconoce que el arzobispo sí se reunió en Tuluá con integrantes del partido político Farc, pero que dicho encuentro fue privado. “los saludó públicamente, los presentó como ciudadanos en un signo de cortesía, y de inmediato sin que hubiera ningún comentario adicional, se dirigió con ellos a la reunión acordada, encomendando al Obispo Auxiliar de Cali, Monseñor Luis Fernando Rodríguez, quien dio inició a sesión plenaria”.

El comunicado añade que, por el contrario, a los sacerdotes que estaban presentes se les leyó un mensaje de la Conferencia Episcopal Colombiana titulado ‘Construir juntos un país que sea patria y casa para todos’, que trataba sobre el criterio que los obispos presentan de cara a la jornada electoral, en el sentido de que “ningún sacerdote puede hacer uso de su investidura para tomar partido públicamente ni orientar a los fieles sobre candidatos específicos”.

Finalmente, la Arquidiócesis de Cali solicitó la retractación inmediata de los medios de comunicación que, según ellos, le han querido hacer daño al arzobispo de Cali y a la iglesia en general con información "malintencionada" que se aleja de la verdad de los hechos.