Joven de 21 años muere en Cali tras inyectarse silicona en los glúteos

En lo que va del 2017, en la capital del Valle del Cauca, han muerto 10 mujeres tras someterse a procedimientos estéticos.

Pixaby.

Un nuevo caso de muerte a causa de procedimientos estéticos se presentó en Cali. Esta vez, la víctima fatal fue Fátima Karina Casanova, de 21 años, quien accedió a que le inyectaran biopolímeros en los glúteos, en una vivienda del barrio El Vergel, al suroriente de la capital del Valle.

“Va a una casa y se hace inyectar silicona, asumimos nosotros, de una persona sin ningún tipo de entrenamiento. Desafortunadamente, la persona empieza a presentar dificultad respiratoria”, dijo a Noticias Caracol, Alexánder Durán, secretario de Salud de Cali, quien aseguró que ya se adelanta una investigación para dar con los responsables de esta práctica realizada en un sitio no autorizado.

La mujer que llevaba dos días hospitalizada, falleció por un paro respiratorio luego de que se le formara “un tromboembolismo pulmonar masivo por inyección de biopolímeros”, explicó a dicho noticiero Álvaro Luna, coordinador de Urgencias del Hospital Universitario del Valle, que además reiteró que esta sustancia química es muy peligrosa para la salud.

Al respecto, la familia de la occisa asegura no tener conocimiento del lugar exacto donde se habría llevado a cabo esta práctica. (Lea también: Suspenden temporalmente títulos obtenidos de seis cirujanos plásticos colombianos)

“Le pido a la Secretaría y a las entidades que se haga justicia, porque no solamente la mataron a ella, sino que nos mataron a nosotros aquí también a los familiares, los amigos”, afirmó a Caracol Míriam Rengifo, madre de la víctima.

Por su parte, el secretario de Salud afirmo que este hecho será tramitado como un caso de homicidio doloso ante la Fiscalía, ya que, si una persona sin preparación se atreve a realizar estas prácticas, “es una persona que puede matar a alguien y, desafortunadamente, eso fue lo que pasó”.

En lo que va de este año, son diez las mujeres que han muerto tras someterse a procedimientos estéticos. Dos de estos casos se han presentado en sitios no autorizados, más conocidos como clínicas de garaje.

Temas relacionados