Mariana Herrera, la caleña que se prepara para debutar en un musical de Broadway

La bailarina de 14 años está en Manhattan cumpliendo ensayos de siete horas diarias. El próximo 3 de marzo, inician las funciones de 'Ragtime The Musical'.

Cortesía: Nia Ramírez

Llegó el lunes 22 de enero a Manhattan, Nueva York. A las 9:00 de la mañana tenía que reunirse con el elenco de 'Ragtime The Musical'; fue acompañada por su mamá; estaba temblando, no por el frío, sino de nervios; mientras el corazón le brincaba en el pecho de la emoción; porque aunque ya perdió la cuenta de los escenarios que ha pisado, esta vez es diferente, es su sueño, es Broadway.

Mariana Herrera Juri es una caleña de 14 años que ha dedicado su vida a la danza, hacer parte del elenco de 'Ragtime The Musical' es el premio al esfuerzo, la disciplina, la entrega y el sacrificio que han hecho de esta artista una de las bailarinas profesionales más reconocidas a nivel nacional.

Desde muy corta edad, cuando Mariana asistía al jardín, la profesora habló con sus padres, Hanna Karina Juri y Hector Herrera, sobre el interés que mostraba la pequeña por el arte. Entonces, a sus nueve meses Mariana ingresó a Tralalá, una academia de estimulación temprana en música, pintura y canto.

“Nos dimos cuenta que a Mariana le gustaba bailar porque cuando ella tenía un año estábamos en la finca, entonces el papá se puso a lavar el carro, colocó musica a todo volumen y la niña salió corriendo de la piscina y se puso a bailar durante un buen rato, fue muy chistoso”, cuenta la mamá quien, desde entonces, ha acompañado a la pequeña durante sus 11 años de carrera artística.

A los tres años ingresó a la compañía de baile Maria Sanford, allí empezó sus clases y la academia le otorgó una beca. A los siete años, también becada, se fue para la compañía artística Be Danza, donde le abrieron las puertas y las oportunidades para que trabajara su talento.

Su constancia la llevó hasta Orlando, Las Vegas, San Diego (California), México, Panamá, Costa Rica, Pereira, Manizales, Bogotá y Cali, a presentarse en diferentes competencias de Jazz, Hip Hop y Ballet, donde ha sido campeona, varias veces, como solista y con su grupo 'Little Monsters', de la compañía Be Danza.

Coreógrafos internacionales en los Ángeles han compartido escenarios con la pequeña y organizadores de talleres de teatro en Perú también han puesto el ojo sobre Mariana a quien han invitado a sus preparaciones. Entre toda esa cantidad de anécdotas, experiencias y emociones, uno de los momentos más importantes que recuerda la pequeña fue el día que escuchó su nombre para anunciarla como ‘artista revelación de la categoría Jazz Lírico’, en Orlando, Florida.

La mayoría de las personas que dedican su vida al baile tienen sueños similares, uno de ellos es formar parte del elenco de bailarines de grandes figuras de la música. No es algo fácil si se es consciente que todos los días millones de personas en todo el mundo se preparan para ocupar estos espacios privilegiados. Por eso, cuando Mariana recuerda las luces, la ovación del público, y la adrenalina que corrió por su cuerpo mientras bailaba en conciertos de Shakira y Maluma, se siente “muy, muy, muy afortunada”.

Pero nada es gratis. Mariana ha tenido que sacrificar fiestas de cumpleaños de sus amigas, paseos familiares y muchas horas de sueño. “A veces me canso, pero después pienso que esto es lo que me gusta y me apasiona. Cada vez que voy a mi escuela de baile me emociona ver a mis amigos, tomar clases, disfrutármelas y esa es mi motivación”.

Aunque su vida ha estado marcada por una disciplina irrompible que le ha formado una visión clara de sus metas y objetivos, Mariana sigue siendo una niña que llama la atención porque no para de sonreír, cuando habla parece que narrara un cuento infantil y no deja de agradecer a todos los que han creído en su proceso.

“Para mi bailar es libertad. Un bailarín debe tener corazón cuando baila, no puede ser un robot. Mucha gente cree que es solo técnica y líneas bonitas, pero no. Un bailarín se hizo para producir emociones en el público y expresar todo lo que siente con su cuerpo” dice la artista.

Camino a Brodway

Desde el 2012, la fundación Dteatro Producciones, encabezada por Diego Velasco, ha organizado talleres de teatro musical con Luis Salgado, director, coreógrafo y fundador de R.Evolución Latina y Salgado Producciones, entidades que han posibilitado que más de 50 colombianos viajen a Nueva York para capacitarse y estar más cerca del sueño de llegar a Broadway.

Este fue el caso de Mariana quien, a sus ocho años, participó por primera vez en un taller dirigido por Salgado quien, admirado por la entrega de la pequeña, le otorgó una beca para viajar a Nueva York y asistir a un campamento de verano de estimulación artística infantil, durante dos semanas.

El siguiente año, en un nuevo taller de Salgado en Colombia, el coreógrafo invitó a la pequeña al 'Beyond Workshop Siries', un espacio de preparación artística para adultos, también en Nueva York, al que Mariana asistió durante cuatro años consecutivos. Era la única niña del elenco.

Después, las cosas fueron un paso más allá. La artista hizo parte de un musical en Manhattan que estuvo abierto al público durante 10 días. “Para mi Marianita siempre ha sido un ejemplo a seguir desde muy pequeña, desde los primeros talleres que pude dar en Colombia ella brillaba, sobresalía en muchas formas. Ha ganado varias becas y ya en el último taller que hicimos necesitaba darle una oportunidad de seguir creciendo, adquiriendo otras experiencias diferentes a las que ya tiene”, expresó el coreógrafo.

Y entonces llegó el momento que, hasta ahora, ha sido el más feliz de la vida de Mariana, la noticia de que haber sido seleccionada para participar en la producción musical ‘Ragtime’ de Broadway. “Casi me muero, no lo podía creer, Broadway ha sido mi gran sueño y quiero ir ya, quiero empezar ya” cuenta emocionada.

“Me toca interpretar a una niña judía, su madre murió y su padre es un judío muy pobre. Entonces ella y su papá llegan a Estados Unidos y les toca trabajar muy duro. El papá es director de cine y empieza a vender películas hasta que se vuelve famoso y rico”.

Si bien, aunque el baile es el foco de su vida, la joven artista tuvo que iniciar clases de técnica vocal y canto para desenvolverse con plenitud en todas las disciplinas artísticas que exige un musical; actuación, canto y baile. Según dice, actuando le va mejor. De hecho, el pasado viernes terminó las grabaciones de un cortometraje que protagonizó para Cinecolombia.

Los ensayos de 'Ragtime The Musical' ya empezaron, la pequeña está aterrada de tanta gente talentosa en un solo lugar, pero llena de ilusión y optimismo para entregar lo mejor de sí durante los entrenos de siete horas diarias. La apertura del espectáculo será el próximo 3 de marzo en el Axelrod Performing Arts Center.            

Ragtime The Musical

Esta producción musical habla sobre cómo Estados Unidos nace de la unión y desunión de tantos emigrantes que trabajan y se esfuerzan dentro de sus propias necesidades, pesadumbres y realidades para hacer de dicha nación lo que es hoy. La enseñanza de la obra es que al final del día todos somos uno y la justicia debería ser equitativa, no solamente para los que tienen dinero y poder.

“Esta obra es una de las experiencias más bonitas que puedo ofrecer a Marianita, porque la hace entender que es tan valiosa como cualquier otro ser humano. Este proceso le va a servir para que ella pueda seguir creciendo, aprendiendo y creando la confianza que necesita”, indicó Salgado.