Mueren 14 cachorros víctimas de la venta informal de mascotas en Cali

Los animales, que fueron decomisados por las autoridades, estaban en condiciones críticas.

Alcaldía de Cali.

Han muerto 14 de los 26 cachorros decomisados el pasado 5 de diciembre de 2017, en un operativo contra la venta informal de mascotas en Cali.

Así lo dio a conocer, Liliana Ossa, directora de la fundación Paz Animal, donde las autoridades dejaron en custodia a 19 de estos canes para que fuesen examinados, tratados y cuidados por expertos que, posteriormente, dieran luz verde a la posibilidad de entregarlos en adopción.

Sin embargo, cuando ya ha pasado más de un mes, la animalista informó que 14 cachorritos han fallecido y los otros cinco están en un riguroso tratamiento con pronóstico reservado, debido a su lamentable estado de salud.

“Hay tres cachorros que están canalizados porque su condción es muy mala. Estos animales llegaron con moquillo, parvo y deshidratación. Algunos también tenían parásitos, anemia y otras afecciones”, indicó Ossa.

Añadió que esto se debe a la exposición indiscriminada de animales que, a pocos meses de nacer, se exhiben en la calle y que en la mayoría de los casos provienen de madres “raquíticas, enfermas y maltratadas”.

Según Liliana Ossa, varios de estos cachorros que eran neonatales y ni siquiera tenían dientes han sido tratados por cuatro veterinarios que, pese a el fatídico desenlace de la mayoría, continúan trabajando para salvar a los caninos que aún viven.

No obstante, llama la atención que el pasado 5 de enero, la Alcaldía de Cali publicó un comunicado anunciando que estos animales serían dados en adopción y que quienes estuvieran interesados podían dirigirse a Zoonosis o a la Secretaría de Salud para hacer el respectivo procedimiento.

Sobre el particular Ossa le dijo a El Espectador que la Alcaldía no sabía nada sobre el estado de salud de los animales porque al ponerlos en custodia de Paz Animal, no se enteraban de la situación de los cachorros.

“La Alcaldía no sabe porque no tiene la experiencia, no son veterinarios, ni son una ONG defensora de los derechos de los animales”. Además, añadió que a su fundación solo fueron remitidos 19 de los 25 animales decomisados porque el resto se los llevó la inspectora que estuvo presente en el procedimiento de incautación.

Por su parte, el secretario de Salud Municipal, Alexander Durán, dijo que sí conocía sobre la precaria salud de los canes que fueron llevados a Paz Animal y que, durante los operativos, asistieron veterinarios que confirmaron el óptimo estado de salud de los cinco cachorritos que se llevó la inspectora de policía para darlos en adopción.  

Ya fueron entregados cinco perritos. Los otros no se han podido entregar porque están enfermos y la idea es darlos en óptimas condiciones. Sabíamos que esos animales que venden en la calle vienen con infecciones, por eso primero reciben tratamiento y luego sí los entregamos”, expresó el funcionario.

En tanto, la animalista hizo un llamado a la gente que compra estos caninos recordando que con estas conductas “están violando la legislación colombiana de defensa de los animales y están dejando de darle hogar a un animal en situación de abandono que está esperando a ser adoptado”.

últimas noticias