Niegan licencia de explotación de materiales en el río Amaime, Valle

Los argumentos de la comunidad, la falta de soporte técnico y las incoherencias en el estudio de impacto ambiental del proyecto, fueron las razones de la Corporación para negar el permiso.

Cortesía: CVC

La falta de soporte técnico, incoherencias en el estudio de impacto ambiental y los argumentos presentados por la comunidad fueron los motivos de la Corporación Autónoma Regional de Occidente, CVC, para negar la licencia ambiental a la explotación de materiales de construcción en el río Amaime, el cual sirve como límite entre la vereda El Rosario (municipio de El Cerrito) y el corregimiento de Tablones (municipio de Palmira), Valle.

El permiso de extracción había sido solicitado por las Sociedades Gravarena Río Amaime Ltda. y Arenas Amaime Ltda., que pretendían la explotación de materiales de construcción a lo largo del caudal, aguas arriba del Puente Los Ceibos, frente al balneario Puerto Amor.

Este afluente es la principal fuente de agua del municipio de El Cerrito y provee el líquido vital a varios acueductos rurales. Por este motivo, desde que se conoció el proyecto, líderes comunitarios y concejales de El Cerrito y Palmira expresaron su profundo rechazo a la solicitud justificando que, además, causaría grandes afectaciones a la flora y fauna que viven en este ecosistema. (Le puede interesar: El falso dilema de los recursos naturales: Estado versus ciudadanos)

Por esto, el pasado 8 de noviembre, el director de la CVC, Rubén Darío Materón, realizó una audiencia pública para que la comunidad tuviera un espacio en el que expresaran sus inconformidades. “Se surtió el trámite establecido en la Ley, haciendo cumplimiento del debido proceso. Se tuvo la oportunidad de escuchar a la comunidad, pero también se revisó el componente técnico y con base en eso, se tomó la decisión de negar la licencia”, explicó el director.

Además, advirtió que se deben tener en cuenta los fenómenos de erosión y sedimentación que se están presentando en la parte alta del afluente donde se desprende material de la orilla de los ríos que va a dar a la cuenca media baja. “Eso disminuye la capacidad del cauce de los ríos, entonces ahora hay que garantizar que no se presenten desbordamientos con algunas medidas provisionales pero que no corresponden a una licencia para extracción masiva”.

Por tanto, en la resolución 0100 No. 0150-1066 del 29 de diciembre de 2017, la CVC decide que “de conformidad con el Literal b del artículo 213 del Código de Minas se considera que el estudio de Impacto Ambiental presenta inconsistencias y omisiones (…) lo cual no permite establecer medidas, condiciones, compromisos y especificaciones para autorizar una explotación del cauce ambientalmente sostenible”.

Finalmente, Materón aprovechó para recordar que la Corporación es la Autoridad Ambiental técnica y no se rige por influencias de carácter político como se dijo, en su momento, a través de las redes sociales.

 

últimas noticias

Asesinan a joven caleña en Costa Rica