Reclusas, habitantes de calle, LGBTI e indígenas se reunirán en una pasarela

Durante este jueves y viernes se realizarán “Las pasarelas de la inclusión” en Cali, un proyecto de la Gobernación del Valle para sensibilizar sobre el respeto a la diferencia. 12 diseñadores vestirán a los modelos.

Gobernación del Valle

Durante este jueves y viernes, los caleños se darán cita en las pasarelas de la inclusión, en las que desfilarán distintas poblaciones, desde mujeres privadas de la libertad, indígenas, afros, mujeres de talla grande, habitantes de calle, trans, hasta personas con discapacidad. El objetivo es un solo: promover el respeto por la diferencia.

El evento, organizado por la Gobernación del Valle, se realizará en el antiguo colegio La Sagrada Familia, que hoy es un hotel ubicado en el barrio El Peñón.

Son 12 los diseñadores que participarán en este proyecto, y cada uno de ellos se encargará de vestido a un modelo. Carlos Arturo Zapata, Carlos Armando Buitrago, Diego Morales, Doralba Zapata, Guio DiColombia y Héctor Quintero son los artistas que presentarán primero sus creaciones este jueves.

Quintero, por ejemplo, dedicará su colección “Volver” a los habitantes de calle. “Ellos son quienes en realidad vive la urbe y nos muestran lo frágiles o fuertes que podemos ser los seres humanos. Gozando su desdicha o fortuna de vivir la vida a su manera”, se lee en el concepto de este diseñador.

El viernes subirán a la pasarela los diseños de John Mesías, Miguel Becerra, Croquis by Margarita Yepes, Otto González, Pamela Bocanegra y Samara Wells. Unas 190 personas participaron en el casting para estas pasarelas, que incluso llegó hasta la cárcel, donde varias mujeres privadas de la libertad pusieron a prueba sus talentos para el modelaje. Finalmente fueron los escogidos.

Jimena Toro Torres, gestora social del Valle del Cauca, asegura que esta también será una fecha para reflexionar sobre la violencia contra la mujer y entender que somos distintos. “Este es un problema cultura que debemos analizar. Son modelos generacionales que se repiten, si una mujer ve que a su mamá le pegaban, probablemente ella va a creer que es normal y cuando su pareja le pegue no va a denunciar”, dice Toro.