Se confirma brote de bacteria en servicio de hemodiálisis en clínica de Cali

La Secretaría de Salud del Valle realizó la clausura temporal de Davita SAS, donde resultaron afectados 131 pacientes por la bacteria Ralstonia Picketti.

Gobernación del Valle.

La Secretaría de Salud del Valle del Cauca clausuró este viernes los servicios de hemodiálisis en la Clínica Davita SAS, sedes norte y sur, debido al brote de la bacteria Ralstonia Picketti que, hasta ahora, ha afectado a 131 pacientes.

De acuerdo con las investigaciones adelantadas por el Grupo de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud Departamental, el pasado 11 de diciembre de 2017 Davita SAS detectó la presencia de la bacteria entre usuarios del servicio de hemodiálisis y hasta el 20 de diciembre se reportó la situación a la autoridad de salud departamental.

"Este evento de salud pública es grave, pero no hay que generar pánico, se presentó un brote en una unidad de hemodiálisis que atiende a 707 pacientes, de los cuales 131 presentan síntomas, 62 de ellos tienen contaminación por la bacteria Ralstonia Pickettii que tiene tratamiento y 14 pacientes están hospitalizados en condiciones estables", explicó la secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes.

En las investigaciones aún no se ha podido determinar la fuente de contaminación por bacteria que ha generado síntomas en, hasta ahora, 131 pacientes sometidos a tratamiento de hemodiálisis. Mientras tanto, se trata de determinar si la presencia de esta bacteria estaría relacionada con el fallecimiento de dos usuarios del servicio de hemodiálisis, ocurridos el 22 de diciembre de 2017 y el 3 de enero de este año.

Teniendo en cuenta los hallazgos y en cumplimiento de su función como autoridad sanitaria y de las normas de garantía de calidad de seguridad del paciente, la autoridad de salud del Valle tomó la decisión de cerrar temporalmente dicha clínica y reubicar a los pacientes que requieren hemodiálisis a través de fístula (conexión quirúrgica de una arteria directamente a una vena).

Ante la medida aplicada a Davita SAS, que presta sus servicios a 707 pacientes de ocho EPS de la región, la Secretaría de Salud informó que estas Entidades Prestadoras de Salud deben definir rápidamente un plan de contingencia para asegurar la atención de los pacientes con insuficiencia renal que requieren de sus terapias de diálisis.

En tanto, el Instituto Nacional de Salud realiza el acompañamiento en la investigación realizada por este brote.

Bacteria Ralstonia Pickettii

Se trata de una bacteria aerobia que raramente se asocia a infecciones en humanos. Sin embargo, en los últimos años ha sido identificada como un patógeno oportunista emergente.

"Los pacientes que son sometidos a diálisis tienen disminuido su sistema de defensa y, por eso, el riesgo es mayor. El contagio produce una infección generalizada que se llama Sepsis", indicó Lesmes.

Es un organismo de baja virulencia que pude asociarse a infecciones relacionadas a los cuidados de la salud y no se contagia de manera directa.

"El contagio tiene que relacionarse con algo en el manejo del catéter, por eso estamos separando los pacientes que tienen catéter de los que tienen fístula. Esta infección produce fiebre, escalofrío y se maneja con antibióticos a los que la bacteria es susceptible".

Es poco frecuente pero la bacteria se relaciona con la contaminación de productos de uso médico, principalmente en pacientes inmunodeprimidos. Por eso, es importante la búsqueda de productos contaminados en la clínica que fue clausurada.