Se confirman dos muertes relacionadas y una atribuible a bacteria en clínica de Cali

Hasta la fecha, de los 131 pacientes sintomáticos que están en estudio y seguimiento, 91 ya fueron confirmados con la bacteria.

Foto referencia. Gobernación del Valle.

La Secretaría de Salud del Valle se pronunció nuevamente sobre los decesos que se han presentado en la clínica Davita S.A.S. que presta el servicio de hemodiálisis a 707 pacientes de Cali, donde se detectó un brote por la bacteria Rastonia Pickettii.

Según afirmó María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del departamento, de las nueve personas que han muerto hasta la fecha, se confirmó que son tres los pacientes que portaban la bacteria; dos de ellos murieron por causas diferentes a la infección, mientras que un tercero, que continúa en estudio, es el único caso al que se le atribuye la Rastonia Pickettii como causal de muerte.

“En el periodo entre el 11 de diciembre de 2017 – cuando se detectó la presencia de la bacteria en la clínica -  y hoy, 10 de enero, ha habido nueve muertes. De estos, solo tres tiene el diagnóstico de la bacteria; dos de ellos los asociamos porque la causa de muerte es diferente a la que haya podido producir la bacteria y hay un solo paciente que decimos que es atribuible”, confirmó la funcionaria.

La situación, ha despertado el miedo entre los pacientes renales que deben realizarse el proceso de diálisis, por ser el grupo poblacional vulnerable a esta infección, sobre todo teniendo en cuenta que hasta la fecha, de los 131 pacientes sintomáticos, que están en estudio y seguimiento, 91 ya fueron confirmados con la bacteria.  

Pese a la alarmante cifra, la Secretaría de Salud del Valle ha emitido varios llamados a la calma. “La comunidad tiene que tranquilizarse entendiendo que esta es una bacteria que no se trasmite de persona a persona, que el grado de afectación de la enfermedad no es severo, que tiene tratamiento y no se necesitan grandes cuidados, de hecho, quienes tienen la infección pueden ser atendidos por salud general en cualquier parte, pero la diálisis sí debe tener una condición específica”, indicó Lesmes.

Asimismo, la secretaria respondió a los cuestionamiento sobre la alta tasa de mortalidad en Davita S.A.S. - si se tiene en cuenta que son nueve los pacientes fallecidos en poco menos de un mes - explicando que se trata de una situación “normal” debido la complejidad del estado de salud de los pacientes renales sometidos a diálisis.

“Hemos hecho una revisión de la mortalidad normal de los pacientes en la clínica y no hemos salido de la normalidad. Los pacientes que van a diálisis están en estado crítico, son hipertensos, diabéticos, inmunodeprimidos, muchos de ellos adultos mayores y en condiciones hemodinámicas difíciles, a quienes se les preserva la vida por un tiempo a través de la diálisis” aseveró.

Ante las quejas de algunos pacientes por la regularidad en la atención que han recibido los últimos días, la secretaria dijo que desde su cartera se están haciendo los esfuerzos necesarios para lograr un servicio oportuno, especialmente de los pacientes que necesitan diálisis, ya que este procedimiento se debe practicar día de por medio.

En tanto, Davita S.A.S., continúa reubicando paulatinamente a las personas de bajo riesgo que pueden ser recibidas en otras unidades de hemodiálisis. Se espera que cuando la sede sur de la clínica – que permanece cerrada -  se normalice, toda la operación se traslade a ese lugar para hacer lo propio en la sede norte.

También, se conoció que Davita S.A.S., deberá garantizar el cambio de catéter en varios pacientes; un proceso invasivo que requiere de especialistas y tiempo, y que la alerta de salud pública con estos pacientes se prolongará durante, al menos, tres meses en los que se dará continuidad a la investigación y estudio de esta bacteria para evitar un nuevo brote.