Se cumplen 12 años del asesinato de los 11 diputados del Valle

Este martes, amigos y familiares llevaron a cabo una misa en la Catedral San Pedro de Cali para honrar la memoria de las víctimas. En una carta cuestionan la intervención del Estado en la tragedia.

12 años después del suceso, los familiares de las víctimas siguen pidiendo respuestas.Tomada de Twitter

El 11 de abril de 2002, el edificio de la Asamblea Departamental del Valle del Cauca fue invadido por miembros de la antigua guerrilla de las Farc disfrazados de soldados del Ejército. Ese día 12 diputados fueron secuestrados. Cinco años después, el 18 de junio de 2017, el departamento amaneció con la trágica noticia: 11 diputados habían sido asesinados. Este martes, las familias de las víctimas rinden homenaje a sus seres queridos.

El día del secuestro, un grupo de guerrilleros ingresó al edificio y alertó sobre una supuesta amenaza de bomba. Alrededor de las 10:30 a.m. los 12 funcionarios se subieron a un bus pensando que se trataba de una medida de protección.

“Bueno, señoras y señores, nosotros somos las Farc, nos los llevamos del centro de Cali”, dijo alias ‘J.J.’ una vez estaban en la ruta que conducía a la vereda Peñas Blancas del corregimiento Pichindé, mientras uno de sus compañeros, vestido de civil y con un chaleco de Telepacífico, registraba el momento con una cámara.

Lea también: ¿Quiénes eran los 11 diputados del Valle asesinados hace nueve años?

Luego de una serie de videos publicados el 28 de junio de 2007 como pruebas de vida, las Farc anunciaron que los diputados habían muerto por “una falla de seguridad interna”. Rufino Varela, Carlos Barragán, Jairo Javier Hoyos Salcedo, Alberto Quintero Herrera, Juan Carlos Narváez, Edinson Pérez, Nacianceno Orozco, Carlos Charry, Francisco Giraldo, Ramiro Echeverry y Héctor Arismendy fueron los hombres asesinados.

Este martes, 12 años después de la muerte de los diputados, familiares y amigos de las víctimas asistieron a una misa presidida por el Monseñor Darío Monsalve en la Catedral San Pedro de Cali.

"El Estado los dejó morir"

Mediante una carta firmada por los familiares de los exdiputados, el rol del Estado en esa circunstancia fue puesto en duda.

“Durante estos 12 años los familiares de los diputados del Valle del Cauca nos hemos esforzado por mantener viva su memoria y los hechos que rodearon el secuestro y asesinato. (…) Su legado es el mejor regalo que podemos dejar para el Valle del Cauca y Colombia en nombre de nuestros seres queridos”, se lee en el documento.

Entre las preguntas sin resolver, los familiares cuestionan por qué la Gobernación y las Fuerzas Militares no aumentaron la seguridad que solicitaron los diputados antes del secuestro.

Asimismo, preguntan por qué las alertas tempranas sobre el peligro que corrían los diputados emitidas por la Defensoría del Pueblo no fueron atendidas.

“¿Por qué no hay mayores avances y celeridad por parte de la JEP para sancionar a quienes se vincularon como partícipes del asesinato de los diputados, siendo estos crímenes de lesa humanidad?”, es otra de las preguntas que se hace en la carta.

Tema relacionado: Las medidas de reparación que pidieron los familiares de los diputados del Valle

En 2018, Fabiola Perdomo, Natalie Valera y Diana Echeverry, sobrina e hija de los diputados asesinados Rufino Valera y Ramiro Echeverry, presentaron sus testimonios ante la Sala de Reconocimiento de Verdad de la Jurisdicción Especial Para la Paz.

Entre las historias que se escucharon ese día, Perdomo dijo que el presidente de entonces, Álvaro Uribe, visitó a las familias cuando llegaron los cuerpos y les dijo: “A ustedes les tocó poner la cuota de sacrificio por este país, Colombia en 20 años se los agradecerá”, lo que les resultó "insultante y doloroso".

Por su parte, Echeverry expresó: "yo sé quiénes son los asesinos de mi papá, pero no sé quiénes son más infames: quienes los secuestraron o quienes los dejaron morir en la selva”, dijo refiriéndose al Estado.

 

últimas noticias