“Todo está tranquilo y controlado en Cali”, secretario de Seguridad

El secretario de Seguridad, Andrés Villamizar, aseguró que mientras trabajan para recobrar la normalidad de la ciudad, continúan las alertas ante cualquier novedad.

Vándalos ingresaron durante la noche del jueves 21 de noviembre a varias unidades residenciales en el sur de Cali. Archivo Partícular

Un total de 420 personas fueron detenidas por violar el toque de queda en Cali y están en proceso de judicialización por delitos asociados a los desórdenes que ocurrieron durante la noche del jueves 21 de noviembre, día del paro nacional. Así lo informó Andrés Villamizar, secretario de Seguridad de la ciudad. 

Lea también: Así fue la noche de terror en Cali

Los hechos ocurrieron minutos antes de comenzar el toque de queda en la capital del Valle. Varios ciudadanos comenzaron a reportar intentos de saqueo en unidades en los barrios Chiminangos, Metropolitano del Norte, Valle del Lili, El Caney, Meléndez, Santa Elena, Gratamira, Comfenalco y varias zonas al oriente de la ciudad. 

Según los ciudadanos, hombres encapuchados se tomaron otras calles y barrios de Cali e intimidaban con meterse a unidades residenciales y casas. Un habitante del barrio Valle del Lili, denunció que a las afueras de la unidad Fortemadeiro se habían escuchado disparos. 

Sin embargo, en la mañana de este viernes, 22 de noviembre, el secretario de Seguridad aseguró que, luego de conversar con las autoridades de la Policía y del Ejército, a partir de las 11 de la noche recuperaron el control y todo transcurrió con calma.

“No hay ninguna novedad en la madrugada de orden público, absolutamente todo está tranquilo y controlado. Tenemos un equipo fortalecido y robustecido de la Policía, llegaron mil uniformados adicionales y tenemos un número significativos de miembros encubiertos, de civil, recorriendo toda la ciudad para mantener el orden e identificar posibles intentos de cometer desmanes”, dijo el funcionario. 

Según Villamizar, están trabajando para normalizar la operación de la ciudad. “Estamos recogiendo escombros, limpiando las vías para que comience a funcionar el MÍO”, dijo.

Para el secretario, las autoridades enfrentaron la situación de manera adecuada pues no resultaron personas heridas ni muertos durante del caos de la noche del 21 de noviembre. “Al principio, tan pronto se decretó el toque de queda, hubo una avalancha de denuncias y de reportes, muchos de ellos ciertos, pero otros que logramos verificar no se habían concretado sino que era el temor y la zozobra normal que había generado en los ciudadanos esta situación”, explicó.

Villamizar resaltó la labor de la Policía Metropolitana de Cali, los refuerzos, del ejército y la Fuerza Aérea, porque “de manera articulada lograron controlar la situación”. 

“La estrategia será mantener el dispositivo. No se va a bajar la guardia, vamos a tener a los Policías, tanto uniformados como encubiertos, dispuestos en todos los puntos de la ciudad  para controlar la situación con inteligencia y Policía Judicial para darle un parte de seguridad a la ciudadanía”, dijo el funcionario. 

Villamizar aseguró que, hasta el momento, no hay reportes de novedad por alteramiento de orden público en el Puesto de Mando Unificado (PMU) y agregó que continuarán atentos durante el transcurso del día para acabar de normalizar completamente la ciudad. 

El toque de queda fue levantado a las seis de la mañana de este viernes 22 de noviembre. “A partir de ahora vamos a evaluar la situación, de ser necesario, por supuesto se volvería a implementar un nuevo decreto, pero hasta el momento no hay ningún indicio de que eso sea necesario”, finalizó el secretario de Gobierno.

Con relación a la movilidad, el Sistema Integrado de Transporte Masivo MetroCali informó que el servicio del MÍO para este viernes se retomó desde las 7:30 de la mañana y se restablecerá paulatinamente mientras avanzan las obras de limpieza en varias vías de la ciudad y se recuperen los buses vandalizados durante la jornada de movilizaciones. 

Además, indicaron que se iniciarán las labores de verificación el estado de  la troncal Aguablanca, la cual sufrió afectaciones, y las estaciones ubicadas en el tramo que comprende las estaciones desde Amanecer hasta Nuevo Latir.

La Secretaría de Educación de Cali autorizó la suspensión de clases para este viernes, 22 de noviembre, tras los disturbios que se presentaron en la ciudad durante la jornada del paro nacional. 

En el Valle del Cauca, de acuerdo con el balance del ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, se hicieron 53 allanamientos, dos personas fallecieron en Buenaventura, una en Candelaria, 98 personas fueron detenidas, 122 resultaron heridas y otras 207 fueron conducidas a estaciones de Policía. 

"En las últimas horas, las autoridades han confirmado la muerte de dos personas en Buenaventura en medio de disturbios y una más en Candaleria, ambo municipios del Valle", dijo el ministro. 

892320

2019-11-22T08:26:39-05:00

article

2019-11-22T08:56:08-05:00

epardo_262337

none

* Redacción Nacional

Valle

“Todo está tranquilo y controlado en Cali”, secretario de Seguridad

73

6324

6397