Valle vuelve a ser escenario de violencia contra la mujer

El martes 15 de noviembre, Juan Pablo Grisales Martínez intentó incendiar una casa con su exesposa adentro, en el municipio de Restrepo.

Mientras el país seguía el escabroso caso de Dora Lilian Gálvez, se registró un nuevo crimen en el Valle del Cauca. Juan Pablo Grisales Martínez quiso prender fuego en la vivienda donde residía su expareja sentimental, junto con sus dos hijos dentro, uno de ellos en condición de discapacidad. (Lea: Mujer fue empalada y quemada en Buga, Valle del Cauca)

De acuerdo con el informe presentado por las autoridades, el hombre subió a la terraza de su casa, contigua a la de su expareja, y desde allí roció gasolina sobre el techo de la vivienda para después prenderle fuego, a sabiendas de que adentro permanecía la familia.

La tragedia fue evitada por los vecinos, quienes reaccionaron a las llamas con anticipación. Por otro lado, cumpliendo con la orden expedida por el Juzgado 4 penal Municipal de Buga, el CTI logró capturar al hombre por los delitos de tentativa de homicidio y violencia intrafamiliar agravada, mientras se espera que un juez indique la condena. (Lea: Corte Constitucional dejó en firme la ley "Rosa Elvira Cely")

Considerando que, hace seis meses la víctima había denunciado a Martínez por maltrato físico y verbal luego de que haber terminado la relación. Sin embargo, apenas el Juzgado Promiscuo del Circuito de Restrepo, a petición de la Fiscalía, implementó medidas de aseguramiento a la mujer y sus hijos, después del ataque de la semana pasada.