Vaticano mediará en liberación de monja colombiana secuestrada por Al Qaeda

Gloria Cecilia Narváez, integrante de la Comunidad Franciscana de María Inmaculada, se desempeñaba como misionera en la congregación de Karangasso, en Malí, cuando fue raptada por yihadistas en febrero de 2017.

La hermana Gloria Cecilia Narváez en el video de Al Qaeda. AFP

‘Ad portas’ de que se cumpla un año del secuestro de la religiosa Gloria Cecilia Narváez, monja de origen colombiano secuestrada en Malí en febrero de 2017 por Al Qaeda, la Policía Nacional confirmó que el Vaticano mediará en los diferentes procesos que se llevan a cabo para lograr su liberación.

De acuerdo con las autoridades, para establecer el paradero de la colombiana –quien fue retenida mientras trabajaba como misionera en una parroquia– se cuenta ahora con la cooperación de gendarmería del Vaticano, que apoyará labores de las que está al tanto el propio papa Francisco.

“Al proceso para el rescate se vinculó la gendarmería del Vaticano, intercambiando información. Se han hecho reuniones en Holanda y el papa está enterado de lo que se está haciendo”, explicó en declaraciones que recoge la emisora Blu Radio el general Fernando Murillo, comandante del Gaula de la Policía.

Gloria Cecilia Narváez, integrante de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, es acusada por Al Qaeda de “despojar a los musulmanes de Malí de sus creencias y reemplazarlas por falsedades”.

En julio del año pasado, la organización yihadista, difundió un video con la prueba de vida de la religiosa colombiana y otros cinco rehenes extranjeros secuestrados. En las imágenes, de 16 minutos y 50 segundos, se muestra a la hermana que se identifica como Gloria Cecilia Narváez. Fue difundido por el "Grupo de respaldo al Islam y los Musulamnes" (Nusrat Al Islam wal Muslimin) a través de la red encriptada Telegram.

Los otros extranjeros secuestrados que figuran en el vídeo son el cirujano australiano Arthur Kenneth Elliott, la francesa Sophie Petronin, el sudafricano Stephen McGown, el rumano Iulian Ghergut y la suiza Beatrice Stockly. Hasta ese momento, ningún grupo había reivindicado el secuestro.

"Gloria Cecilia Narváez fue enviada por su congregación a Mali para respaldar y ayudar a los cruzados predicando el cristianismo y convertir a musulmanes a su religión", indica en árabe el video, según una transcripción de SITE. "Ella y su congregación sólo se proponen despojar a los musulmanes de Mali de sus creencias y reemplazarlas por falsedades", agrega el documento.