Un regalo de amor y amistad que terminó en tragedia