Gente abre la puerta sin precaución alguna