Continúa el desperdicio de leche