Wilmer González, nuevo gobernador de La Guajira

Fue el candidato de los partidos de la U y Conservador. Sobre su espalda recaen cuestionamientos, pero él asegura representar una nueva alternativa y propone un pacto de reconciliación entre todos los guajiros para superar la crisis del departamento.

Wilmer González sería el nuevo gobernador de La Guajira. / wilmergonzalez.blogspot

Wilmer González, candidato de los partidos Conservador y de la U, con cerca de 99 mil sufragios a su favor, se convirtió en el nuevo gobernador de La Guajira. Detrás de él aparece Norberto “Tico” Gómez, con poco más de 90 mil votos. Este proceso electoral estuvo mediado por rumores y denuncias en torno a la continuidad en el poder de las mismas clases políticas que hoy tienen sumido en una profunda crisis económica y social a ese departamento.

González era el favorito en los pocos sondeos que se hicieron previos a los comicios, pues contaba a su favor con el apoyo de la maquinaria del congresista Alfredo Duque, hijo de Hernando Duque, exgobernador condenado a nueve años de cárcel por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación. Fue secretario de Planeación, de Obras, de Educación y alcalde del municipio de Uribia, localidad sobre la que cayeron múltiples cuestionamientos en el proceso, pues en la selección de los jurados electorales fueron escogidos familiares del candidato.

Un reciente informe de la fundación Paz y Reconciliación señala que González es hermano de José González Brito, quien fue representante a la Cámara como tercer renglón en una lista que encabezó Marcos Iguarán y Rodrigo Daza Cárdenas, y actualmente está detenido por una investigación que le acusa de servir de apoyo a los grupos armados ilegales que operan en la alta Guajira y que en su oportunidad comandó alias “Pablo”.

Además, la segunda esposa de Wilmer González, Laura Andrioli, se desempeñó como secretaria de Asuntos Indígenas de La Guajira. “A ella le fue expedida orden de captura en el 2006 por irregularidades en la construcción de jagüeyes en los resguardos indígenas. En sentido estricto se robó el departamento. Además de todo lo anterior no debe olvidarse que La Registraduría municipal de Uribía esta manejada por Fredy Becerra sobrino de Dilger Becerra y cuota de Bladimiro Cuello”, dice el informe.

En su campaña, el ahora nuevo gobernador de La Guajira prometió atacar el desempleo, que según él es lo que produce otros males como la desnutrición y la delincuencia. “La desnutrición es causa de los cuestionamientos que se nos hacen por la muerte de niños y niñas wayuu, pero el desempleo tiene mucho que ver porque la comunidad en otros tiempos tuvo oportunidades laborales en la zona del régimen especial aduanero que se perdieron. Hace algunos años llegaban hasta 40 embarcaciones cargadas de mercancía a Portete. Hoy sólo arriba un barco al mes y la mano de obra que se empleaba ahí era wayúu. También se perdieron empleos en las salinas de Manaure y ante la crisis en Venezuela, miles de wayuus se quedaron sin trabajo teniendo que regresar a sus territorios con las manos vacías”, dijo en una entrevista para la revista Semana.

En la misma, ante los cuestionamientos que se le hacen en el sentido de representar a la misma clase política responsable de la crisis de Las Guajira, negó ser más de lo mismo asegurando representar una alternativa diferente: “Por eso hemos insistido a lo largo de la campaña en que hay que hacer una gran alianza, un pacto de reconciliación entre todos los guajiros porque nada hacemos con estar buscando culpables”, concluyó.

 

últimas noticias