Zonas de concentración: la nueva manzana de la discordia para el posconflicto

Con la aprobación de la Ley de Amnistía, la discusión sobre la implementación del acuerdo de paz se ha centrado en los puntos donde se ubicarán los guerrilleros de las Farc y a los retos que estas suponen para los mandatarios regionales.

/ Foto: Archivo
Las Zonas Veredales Transitorias de Normalización se han convertido en un dolor de cabeza para el gobernador de Antioquia, Luis Pérez. Hace unos días el mandatario denunció que en los puntos de preagrupamiento hay consumo de licor, tránsito de los guerrilleros fuera de las zonas con uniforme y posible prostitución. Esto, en vez de calmar los ánimos, los caldearon: las Farc no solo lo desmintieron, sino que dijeron que no lo recibirían cuando fuera a visitar los puntos -visita prevista para este viernes-. (Lea aquí: Gobernador de Antioquia denuncia circulación de menores hacia zonas de preagrupamiento de Farc).
 
Pérez, como era previsible, no tomó bien la respuesta de las Farc. Aseguró que, aunque es un “amigo de la paz”, la implementación en Antioquia debe realizarse con “orden y disciplina para que no se convierta en una guachafita”. Pero el rifirrafe entre Pérez y las Farc no quedó ahí. Este jueves, el senador Álvaro Uribe Vélez aseguró en sus redes sociales que “estamos listos a acompañar al gobernador de Antioquia a los sitios donde FARC pretende imponerle vetos”.
 

 

El Centro Democrático también se "solidariza con el gobernador de Antioquia, doctor Luis Pérez Gutiérrez, quien es la autoridad legítima del departamento", expresó el partido del expresidente Uribe en un comunicado. También aseguró que la decisión de las Farc de no permitir la entrada del gobernador a los puntos de preagrupamiento, es "el mismo comportamiento que tuvieron en el Caguán, donde expulsaron la justicia y no reconocieron autoridad alguna".

A todo el polvorín que levantaron las palabras de uno y otro lado se sumaron las del alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, pues sus declaraciones complicaron más la discusión sobre las zonas de concentración, que reemplazó al debate sobre la Ley de Amnistía después de que fuera aprobada. A pesar de que no habló de Antioquia, sino de Meta y Guaviare, Jaramillo dijo que las zonas de las que salen las Farc, son ocupadas por bacrim, aunque aclaró que “es lo que se esperaría que ocurriera, por eso el Ministerio de Defensa está poniendo en marcha sus planes de control territorial”.
 
En diálogo con El Espectador, Luis Pérez aseguró hace un tiempo que: "Cuando la guerrilla deja un territorio donde desde hace 30 ó 40 años es la única autoridad, queda un vacío. Las mismas comunidades reclaman que tiene que existir alguien que ejerza justicia".
 
Pérez aseguró en un comunicado que “en el PPT de Dabeiba el comandante de las Farc está bajando constantemente al pueblo, lo hace armado e ingiere bebidas embriagantes”. También aseguró que el pasado 17 de diciembre, en el punto de preagrupamiento ubicado en el municipio de Yondó, los guerrilleros se acercaron a un menor de edad. Al conocerse estas declaraciones, las Farc le respondieron al mandatario antioqueño: “Las absurdas e infames declaraciones del gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, sugiriendo explotación sexual infantil y prostitución en el PPT de San Francisco, Yondó, son una afrenta a los hombres y las mujeres de nuestra organización”. También calificaron a Pérez como un gobernador con “vocación de guerra”.
 

 

últimas noticias

Magic Garden, una bomba silenciosa