Altos precios mundiales de alimentos dan ingresos récord a Brasil

Las exportaciones de productos agrícolas y pecuarios de Brasil alcanzaron 33.800 millones de dólares en el acumulado del primer semestre del año, con un aumento del 26,3 por ciento respecto a la primera mitad de 2007, informaron empresarios del sector.

Según los datos de la patronal Confederación de la Agricultura y pecuaria de Brasil (CNA) este resultado obedece al auge de las cotizaciones de los alimentos que mantiene en vilo al resto del mundo.

“Las exportaciones del negocio agrícola continúan beneficiadas por el alza de los precios en los mercados internacionales” y pese a menores cantidades exportadas en algunos productos, explicó la CNA.

“Todo indica que los niveles elevados de precios agrícolas en los mercados internacionales van a continuar” , señaló la CNA en su balance mensual.

La repercusión positiva de ese escenario en el negocio del campo llevará a nuevas elevaciones de las exportaciones y a repetir récords, estimó el especialista en comercio exterior del organismo gremial, Matheus Zanella.

Solamente en junio, las ventas externas alcanzaron 6.500 millones de dólares, con un aumento del 30,3 por ciento respecto a junio de 2007 y también un récord mensual.

Por su parte, el tipo de cambio favorable y el consumo nacional en expansión favorecieron un aumento del 42,7 por ciento en las importaciones de estos productos, que alcanzaron 5.600 millones de dólares en el acumulado del semestre.

Pese a ese aumento, el saldo comercial del sector sigue siendo robusto y se expandió el 23,4 por ciento en el semestre, hasta 28.200 millones de dólares.

“Ese valor es suficiente para compensar el déficit de 16.800 millones de dólares de los otros sectores (de la economía) y mantener el saldo comercial positivo brasileño” , señaló el estudio.

Por segmentos, la soja y sus productos encabezan de lejos las exportaciones brasileñas, con un crecimiento en dólares del 67,5 por ciento en el semestre, hasta 9.000 millones.

Pese a que el volumen de exportaciones de la leguminosa creció apenas 4,3 por ciento, los brasileños se beneficiaron de un alza de 60,7 por ciento en los precios de exportación y de una mayor demanda por parte de China y Europa.

Brasil también se benefició de restricciones de la oferta de Estados Unidos, principal productor mundial del grano, donde parte de los cultivos fueron sustituidos por maíz.

Las alzas de los precios también fueron impulsadas por Argentina, cuyo Gobierno estableció tasas de exportación para favorecer el abastecimiento del mercado interno.

Las ventas de carnes, segundo sector exportador de Brasil, facturaron 7.000 millones de dólares, un 33,4 por ciento más que en la primera mitad de 2007.

Por otro lado, el Producto Interno Bruto (PIB) del sector agrícola y pecuario creció el 3,83 por ciento en el acumulado de los primeros cuatro meses del año, impulsado principalmente por los aumentos de los precios de los fertilizantes y pienso para animales, explicó la CNA.