BBVA prevé que economía Latinoamérica crecerá 5,4 por ciento en 2008

La economía latinoamericana seguirá creciendo este año a un fuerte ritmo, del 5,4 por ciento, a pesar de la crisis financiera, según la estimación del informe Latinwatch, elaborado por el Servicio de Estudios de la entidad bancaria BBVA.

La directora del estudio, Sonsoles Castillo, explicó que esta previsión reduce en un punto porcentual el crecimiento latinoamericano con respecto al de 2007, pese a lo cual es una perspectiva optimista si se tiene en cuenta que las turbulencias financieras internacionales están haciendo revisar a la baja las proyecciones de la mayoría de las economías desarrolladas.

Según el estudio, América del Sur vive en la actualidad un proceso de expansión económica desconocido para la región desde la década de los 70, situación que le permite soportar la crisis mundial con cierta solvencia.

"Frente a la ampliación de los efectos que otros shocks financieros han tenido en la región, se está observando una cierta amortiguación", apuntó a Efe la supervisora del informe.

Los puntos fuertes que protegen a la economía latinoamericana son fundamentalmente la diversificación exportadora, la fortaleza de la demanda interna, y la solvencia financiera de la región.

En el caso de las exportaciones, según Sonsoles Castillo, están diversificando sus destinos de forma "lenta pero muy destacable", lo que beneficia al comercio exterior de la región.

A esto hay que añadir la fortaleza de la demanda interna, no sólo por el crecimiento del consumo privado sino sobre todo por el importante aumento de la inversión, que el pasado año creció un 8 por ciento.

"El dinamismo en la inversión es muy claro sobre todo en algunos países, lo que hace que se consigan porcentajes de inversión respecto al PIB no vistos ni siquiera" en la anterior época de gran expansión.

Además, añadió, "la región goza de un mayor grado de solvencia gracias a la reducción de su endeudamiento".

Por último, el informe destaca la fuerte acumulación de reservas internacionales con que cuentan estos países.

Todas estas características hacen que las previsiones para 2008 estén en línea con el crecimiento de años anteriores y suponen un "colchón" que moderará las consecuencias de la crisis internacional en Latinoamérica.

A pesar de ello, el Servicio de Estudios de BBVA señala, entre los posibles riesgos para las economías de la región, el encarecimiento de las materias primas, un aumento adicional de la aversión al riesgo y la "pérdida de control" de la inflación.

Temas relacionados