Bush pidió otra vez al Congreso dejar "politiquería" y aprobar el TLC

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, pidió nuevamente que el Congreso deje de lado la "politiquería" y apruebe cuanto antes el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia.

"Sé que es un voto político difícil para algunos, pero es hora de que Estados Unidos deje de lado la politiquería y se enfoque en hacer lo que es correcto para este país", dijo durante una recepción con líderes empresariales de Estados Unidos.

Bush participó en la recepción de la Cámara de Comercio de EE.UU. -su fuerte aliado en la liberalización comercial-, en el marco de su cuarta y última cumbre de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN) en Nueva Orleans (Luisiana).

"Si rechazamos este acuerdo, si no sale adelante, enviaría una variedad de mensajes sobre la credibilidad de Estados Unidos", advirtió el jefe de la Casa Blanca.

Al enumerar las razones, señaló que un rechazo del TLC en el Legislativo enviaría el mensaje de que el mundo no puede contar con EE.UU., "envalentonaría las voces del populismo falso en la región y dificultaría la labor del presidente Álvaro Uribe".

Bush indicó que, entre otros beneficios, el TLC con Colombia ayudará a fomentar el comercio con el estado de Luisiana, que experimenta un resurgimiento tras el devastador paso del huracán "Katrina" en agosto de 2005.

Tal como ha hecho en otras ocasiones, el mandatario estadounidense elogió el liderazgo de Uribe y destacó sus esfuerzos por mejorar la seguridad ciudadana y la protección de líderes sindicalistas.

Bush ya había adelantado que utilizaría el foro trilateral para abogar por el TLC con Colombia suscrito en noviembre de 2006.

La oposición demócrata que controla ambas cámaras del Congreso decidió bloquear la votación del convenio comercial hasta que el Gobierno colombiano demuestre más logros contra la impunidad y la violencia dirigida a líderes sindicalistas en el país andino.

También exige que el Congreso primero responda a la incertidumbre económica que afronta Estados Unidos y que afecta con especial dureza a los trabajadores.

Temas relacionados

 

últimas noticias