Colombia creció un 7,2 por ciento en 2007

La economía de Colombia registró en el 2007 un crecimiento del 7,2 por ciento, consolidando su expansión por cuarto año consecutivo con cifras superiores al 4 por ciento, según informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) colombiano ha sido impulsado principalmente por el dinamismo de la demanda interna, según destacó la CEPAL en su balance preliminar sobre las economías de la región, que presentó en Santiago de Chile.

La inversión y el consumo privados "han sido determinantes en el ritmo de crecimiento" destaca el documento, lo que ha sido posible gracias al aumento en la confianza de dichos agentes, "como resultado del clima de seguridad existente en el país", asegura el informe.

En cuanto a los factores externos, influyó el aumento de las exportaciones, con tasas cercanas al 15 por ciento, con las exportaciones de productos no tradicionales creciendo un 20 por ciento, a pesar de la apreciación de la moneda local frente al dólar.

En cuanto a la inflación, se estima que cerrará en el 5,5 por ciento, superando en un punto la meta del Banco de la República.

Esto, porque el dinamismo de la demanda interna, sumado a los efectos del fenómeno El Niño, generó un aumento en los precios, sin que las medidas tomadas lograran evitarlo.

En el desempleo, se mantiene una tendencia decreciente, hasta un 11,6 por ciento, lo que implica casi dos puntos menos que el 2006.

CEPAL además asegura que el monto de las exportaciones fue de 32.503 millones de dólares, frente a 28.554 millones en 2006, mientras las importaciones aumentaron desde 30.352 millones de dólares a 37.443 millones entre ambos niños.

La organización destaca que gracias al apoyo de la Comisión Independiente de Gasto Público, integrada por expertos del sector privado y la academia, el Gobierno consiguió un incremento de la recaudación tributaria y una disminución de los gastos.

En cuanto al déficit del sector público se redujo del 0,8 al 0,7 por ciento del PIB. El déficit del Gobierno central disminuyó desde un 4,2 por ciento en 2006 al 3,3 por ciento en 2007, manteniendo la tendencia decreciente de los últimos años.

CEPAL prevé para el 2008 un déficit del 1,4 por ciento del PIB para el sector público consolidado, ya que se aprobó un presupuesto austero en términos de gastos. Además, se espera que el déficit del gobierno nacional central se mantenga.

La cuenta corriente de la balanza de pagos también registró un déficit al 4 por ciento del PIB. Por esto, se le señala como una fuente de vulnerabilidad ante posibles turbulencias en los mercados internacionales.

Los sectores que presentaron un mayor ritmo de crecimiento fueron la industria manufacturera, el comercio, el transporte y la construcción, con cifras superiores al diez por ciento.

En tanto, las ramas de actividad que registraron los crecimientos más bajos fueron la energía y el gas (2,8 por ciento) la agricultura (2,4 por ciento) y la minería (2,1 por ciento).

Algo que preocupa a la CEPAL son "algunos riesgos potenciales, como la posible desaceleración de Venezuela y Estados Unidos, la ampliación del déficit en la cuenta corriente y la persistente apreciación del peso".

Para el 2008, la CEPAL espera en Colombia un crecimiento del PIB de un 5,5 por ciento, con políticas monetarias y fiscales restrictivas.

Temas relacionados

 

últimas noticias