EE.UU. estudiará prórroga a preferencias arancelarias

Así se lo hicieron saber al Gobierno la representante comercial de Estados Unidos Susan C. Schwab y varios congresistas de ese país que visitan a Colombia.

El estudio de la prórroga para el Aptdea -que vence el 28 de febrero de 2008- tendría como objetivo fijar el pazo de terminación de las preferencias arancelarias de que disfruta Colombia hasta tanto esté aprobado el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre los dos países.

El ministro de Comercio Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, dijo que fundamental oír decir a los congresistas que el Tratado de Libre Comercio (TLC) no es simplemente un tema económico, sino un asunto de seguridad nacional para los Estados Unidos y por eso la importancia de ratificarlo.

Durante su estancia en Medellín, la delegación estadounidense pudo conocer más de cerca la realidad que viven tanto la población desplazada como los reinsertados, aseguró Plata.

La prórroga de las preferencias, dijo Plata, sería un puente para enlazar sin traumatismo en las relaciones comerciales el actual sistema con el TLC.

Schwab encabezó una misión integrada además por el Secretario de Agricultura, Chuck Conner, y tres Senadores y cuatro Representantes a la Cámara de EE.UU., republicanos y demócratas, al final de la cual habló a la prensa.

Durante su estadía en Colombia visitaron el sábado a Medellín y el domingo se reunieron con el presidente Álvaro Uribe, y varios ministros y asesores en un desayuno en la Casa de Nariño.

La funcionaria estadounidense reconoció que las actuales preferencias, por unilaterales y temporales, generan poca certeza entre empresarios e inversores, lo que no sucederá con un TLC.

"No queremos extender por un plazo largo las preferencias unilaterales, para evitar que algunos digan que ellas son suficientemente buenas" dijo.

Reconoció que en su país hay sectores que no quieren acuerdos comerciales; otros que perciben aún a Colombia como lo que fue hace 5, 10 o 15 años, y otros que reclaman más progreso en temas como el de los sindicalistas.

Anotó que en Colombia se ha reducido la violencia, los secuestros, los asesinatos y pidió ver los esfuerzos que ha hecho el país para ello "como algo dinámico, que se mueve, no como una fotografía, como una situación estática".

Retomando palabras de la senadora demócrata Blanche Lambert Lincoln, quien le acompaño en la visita, Schwab manifestó que cualquier estadounidense entiende "lo importante que son nuestros vecinos".

"Si uno quiere tener buenos vecinos debe ser buen vecino" y advirtió que Colombia "está en un vecindario difícil", está comprometida con la democracia, con el estado de derecho y con una historia positiva, que cada vez mas congresistas entienden.

La alta funcionaria dijo que los viajes con congresistas de su país "son para que vean de primera mano esa dinámica" y que, aunque en esta ocasión fue rápida, también fue interesante.

"Con el presidente Uribe tuvimos un múltiple intercambio de información", manifestó.

Recordó que la última vez que estuvo en Colombia, "Medellín estaba por fuera de los límite para una visita, pero ayer pudimos ver el progreso y el reto increíble que enfrentan el gobierno y la sociedad colombiana", y que de todo ello deben ser conscientes en su país.

Expresó que su gobierno valora "mucho" la relación con Colombia, que "se basa en la integración social y económica y no hay mejor ejemplo para ello que el comercio para generar inversión y empleo".

Por su parte, el Secretario de Agricultura, Chuck Conner, señaló que Estados Unidos "es un gran aliado de Colombia y aprobar el TLC estrechará las relaciones entre los dos países e impulsará el empleo y la inversión".

La senadora demócrata Blanche Lambert Lincoln, que forma parte del comité de finanzas, que decide en primera instancia sobre temas de comercio como los TLC, recordó que Colombia y Estados Unidos "han ido fortaleciendo su relación" desde la administración de Bill Clinton, y con el presidente George W. Bush.

"Nací en una granja en Arkansas y por ello entiendo qué tan importantes son los vecinos", dijo para señalar que Colombia "tiene muchos retos y ha hecho muchos esfuerzos por lo que hemos visto para fortalecer la seguridad, para dar empleo".

"El TLC es un asunto controversial en nuestro Congreso" y hay "serias preocupaciones" en relación con la situación de los sindicalistas, "pero podremos dar respuestas a algunas de esas preguntas para que haya una mejor disposición y progreso para que el acuerdo comercial siga adelante", puntualizó la senadora.

"A mi regreso podré dar respuestas a nuestros colegas sobre algunas inquietudes y preocupaciones que tienen; regreso sabiendo que el progreso aquí ha sido muy positivo", afirmó finalmente.

La comitiva estuvo integrada además por la senadora María Cantwell y el senador Lindsay O. Graham, y los representantes Bob Goodlatte, Roger F. Wicker, John Tanner y Dennis Cardoza.

 

últimas noticias