El gobierno mantiene metas fiscales para 2007 y 2008

El ministerio de Hacienda anunció que mantiene sus proyecciones fiscales para el cierre de 2007 y para 2008, esto es, un déficit del Gobierno Nacional Central de 3,3 por ciento, y el del Sector Público Consolidado de 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Entre tanto, para 2008, la proyección es de un déficit del Gobierno Nacional Central de 3,3 por ciento y del Sector Público Consolidado de 1,4 por ciento, cifras que son consistentes con una meta de superávit primario de 2,6 por ciento.

Respecto a los anuncios realizados en julio de este año, el plan financiero de 2007 al cierre del año registra un cambio en el monto de colocación total de Títulos de Tesorería TES, que pasó de 17,9 a 19,1 billones de pesos.

Respecto al financiamiento externo, fueron colocados el equivalente a 3 billones de pesos, a los que se suma el prefinanciamiento adquirido por el equivalente a 4 billones de pesos en 2006, para un total de 7 billones de pesos financiados en moneda externa.

Esto dos hechos demuestran que el Gobierno mantuvo su propósito de disminuir su exposición al riesgo cambiario y de contratar el mínimo monto de deuda posible, mediante la decisión de ahorrar los mayores ingresos tributarios así como todos los recursos obtenidos por las enajenaciones.

El Ministerio dijo que con la estrategia de financiamiento adoptada se materializa el objetivo de no aumentar la deuda del Gobierno Nacional Central, la cual, a tasa de cambio de hoy cerrará 2007 aproximadamente con un saldo de 146 billones 500 mil millones de pesos.

En el frente de endeudamiento externo para el 2008, se espera un nivel de emisión entre multilaterales y mercado de capitales de 2.600 millones de dólares.

El Gobierno mantendrá su estrategia de optimización de activos y conserva en sus proyecciones el supuesto de ingresos por la venta de electrificadoras.

Con esta estrategia de financiamiento para el 2008, el Gobierno Nacional Central mantendrá su tendencia de reducción de deuda como porcentaje del PIB, así como la reducción de su vulnerabilidad a choques externos.

Temas relacionados