El petróleo baja un 1,8% y cierra en 123 dólares

El precio del crudo bajó un 1,8 por ciento y cierra la semana en torno a 123 dólares en Nueva York, entre signos de menor demanda de combustibles en EE.UU. y de fortalecimiento del dólar ante el euro y otras divisas.

Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre quedaban a 123,26 dólares por barril (159 litros) , después de restar 2,23 dólares al precio anterior y caer durante la sesión hasta los 122,50 dólares.

Los contratos de ese tipo de crudo con más cercano vencimiento no finalizaban a menos de 124 dólares desde el 4 de junio y se han depreciado un 4,4 por ciento en la semana.

Los contratos de gasolina para entrega en agosto restaban dos centavos y finalizaban a 3,0323 dólares por galón (3,78 litros).
 
El gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes recortaba su precio en cuatro centavos y cerró a 3,5229 dólares/galón.

Los contratos de gas natural para agosto finalizaron a 9,08 dólares por mil pies cúbicos, 24 centavos menos que el miércoles anterior.

El precio del crudo de Texas mostró una clara tendencia a la baja desde el comienzo de la sesión y neutralizó la subida de un dólar que registró el jueves.

El valor del petróleo WTI se ha movido a la baja en siete de las últimas nueve sesiones y se ha alejado del máximo histórico de 145,18 dólares/barril al que cerró la sesión del pasado día 14.

Signos de que merma la demanda de combustibles en EE.UU., debido a los elevados valores en la venta al público y a una menor actividad económica, siguen presionando a la baja a los precios, reiteran los expertos.

El volumen de combustibles suministrados al mercado de EE.UU. en las pasadas cuatro semanas fue de una media de 20,3 millones de barriles diarios, un 2,1 por ciento menos que el pasado año, según datos que difundió el Departamento de Energía (DOE) esta semana.

La demanda específica de gasolina descendió un 2,4 por ciento en ese periodo respecto del año anterior y se situó en una media de 9,3 millones de barriles, según el DOE.

Los operadores neoyorquinos comprobaron también el miércoles que las reservas de crudo bajaron menos de lo que se esperaba, a la vez que aumentaban las de gasolina y destilados más de lo que preveían los expertos.

El tono bajista que ha predominado durante esta semana es también consecuencia del alivio que supuso el comprobar que el huracán “Dolly” apenas causó interrupciones a la actividad petrolera en el Golfo de México.

El Servicio de Gestión de Minerales (MMS) , la entidad federal competente sobre las actividades petroleras en esa región, calcula que se redujo la producción de crudo un 1,4 por ciento y la de gas natural un 5,4 por ciento durante el paso del temporal.

En esa área se produce alrededor de 1,3 millones de barriles de petróleo diarios y unos 7.700 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, según cálculos recientes del MMS.

Al mercado llegaban también noticias de que Arabia Saudí, el mayor productor de petróleo a nivel mundial, aumentó su producción diaria en 200 mil barriles este mes, según cálculos preliminares de la firma PetroLogistics.

La divisa estadounidense ha ganado vigor en sus cambios con el euro y el yen, entre otras divisas, durante la semana y eso ha favorecido el descenso del precio del crudo, al encarecer las compras de petróleo en los mercados internacionales.

La tónica bajista no se interrumpió incluso después de divulgarse noticias de nuevos secuestros en la zona petrolera del sur de Nigeria, donde grupos rebeldes armados alteran con frecuencia la actividad de las compañías que operan en el Delta del Niger.

Temas relacionados