El precio del crudo de Texas baja más de dos dólares en Nueva York

El barril de crudo de Texas se depreció este jueves un 2,1% o algo más de dos dólares en Nueva York, entre expectativas de menor demanda de combustibles a la vista del lento avance de la economía de Estados Unidos este año.

Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) , los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre quedaron a US$124,08 el barril (159 litros) , después de restarUS$2,69 al precio anterior.

Los contratos de gasolina para agosto, que expiraron este jueves, recortaron en unos ocho centavos su precio del miércoles y finalizaron a US$3,0480 por galón (3,78 litros).

El gasóleo de calefacción para julio registró un descenso similar y terminó la sesión a un precio de US$3,4387 el galón.

Los contratos de gas natural para septiembre cerraron a US$9,11 por mil pies cúbicos, 13 centavos menos que el día anterior.

El retroceso en el precio de ese combustible coincidió con la difusión de datos que indicaron que las reservas subieron la pasada semana algo más de lo que se esperaba.

Las existencias de gas en reserva aumentaron en 65.000 millones de pies cúbicos en la última semana, lo que dejó el total en 2,46 billones de pies cúbicos, o un 12,7% por debajo del nivel del pasado año, según datos del Departamento de Energía (DOE).

Los expertos relacionaron este jueves el descenso en el precio del crudo con tomas de beneficios de los operadores, después de la subida de más de cuatro dólares que se produjo el miércoles.

También se ha agudizado algo más la perspectiva de que continuará mermando la demanda de combustibles en Estados Unidos, el mayor consumidor de productos petroleros a nivel mundial, debido al lento avance de la actividad económica.

El Departamento de Comercio divulgó este jueves datos preliminares que reflejaron que la economía avanzó a un ritmo anual del 1,9% en el segundo trimestre de este año, después de crecer un 0,9% en los tres meses anteriores.
El registro fue inferior al 2,3% que esperaban los economistas y también se revisaron ligeramente a la baja los cálculos sobre el comportamiento de la economía en el primer trimestre.

Datos que sugieren una ralentización de la economía tienden a fortalecer la impresión de que con ello se reducirá el consumo de crudo y de productos derivados, lo que suele presionar a la baja a los precios.

Los datos que difunde cada semana el DOE ya muestran desde hace meses que retrocede la demanda de gasolina y de otros productos en EE.UU., debido también a los elevados precios en la venta al público.

El volumen de combustibles enviados al mercado durante las últimas cuatro semanas fue de un total de 20,2 millones de barriles diarios, un 2,4% menos que en igual periodo de 2007.

La demanda específica de gasolina en ese periodo fue de una media de 9,4 millones de barriles diarios, también un 2,4% inferior a la de hace un año.