Gazprom calcula que el barril de petróleo llegará a los 250 dólares

El director general del gigante gasístico ruso Gazprom, Alexei Miller, vaticinó que el barril de petróleo llegará a los 250 dólares debido a la competencia por esta fuente de energía, y señaló que en la escalada actual hay elementos especulativos, pero no son los decisivos.

"Somos testigos de un aumento de precios crítico para los hidrocarburos", señaló en una conferencia de prensa en Deauville, Francia. Miller, que añadió que el petróleo va a llegar a "un nivel nunca alcanzado".

Señaló que en esta evolución hay "una influencia seria de las operaciones de los especuladores" pero "no es decisiva" en el tirón de la cotización del crudo, durante la reunión del Congreso Europeo de Negocios que se celebra en esa ciudad francesa.

Sobre el gas, el director general de Gazprom señaló que su grupo lo vende a Europa en la actualidad a 410 dólares por cada 1.000 metros cúbicos, por encima de los 400 dólares que el mismo había calculado en marzo que sería el nivel al que subiría durante 2008.

En una entrevista a "Le Figaro", Miller señaló que entre enero y abril pasados su empresa produjo "cerca de 200.000 millones de metros cúbicos" de gas, 4.200 millones más que en el mismo periodo de 2007.

Aseguró que Gazprom, que el pasado año representó el 19,4% de la producción mundial con 548.500 millones de metros cúbicos, está invirtiendo en sus yacimientos para elevar esa cifra hasta 570.000 millones en 2010.

Más adelante, espera incrementar esos volúmenes hasta 610.000 a 615.000 millones en 2015 y entre 650.000 y 670.000 millones en 2020.

Sobre sus planes para Francia, donde la compañía rusa tiene una cuota de mercado del 1%, Miller explicó que "nuestra ambición es convertirnos en el operador de referencia".

Miller trató de despejar los temores de la Comisión Europea sobre el grado de dependencia de la UE respecto del gas ruso y puntualizó que "de hecho, Gazprom también es dependiente del mercado europeo, que es su principal salida de exportación pese a la diversificación internacional de nuestra clientela".

"Entre Rusia y Europa, más valdría por tanto hablar de interdependencia", concluyó.

Temas relacionados