Gobierno y empresarios preocupados por alza de tasas de interés

La última vez que el Banco de la República ajustó las tasas de interés fue en febrero cuando las elevó a 9,75%. La decisión de llevarlas al 10% está en dirección contraria a la petición que venían haciendo el Gobierno, los empresarios,  exportadores y cafeteros. La medida acentuará la desaceleración económica y la apreciación de la moneda por el diferencial de tasas internas y externas.

La Junta Directiva del Banco del Banco de la República en su sesión de hoy incrementó, por mayoría, en 25 puntos básicos su tasa de interés de intervención. De esta forma, la tasa base para las subastas de expansión pasará de 9.75% a 10%, informó la entidad en un comunicado.

La decisión de elevar en 25 puntos las tasas de interés está en contravía con la petición que venían haciendo el Gobierno, los industriales, exportadores y cafeteros, para evitar que el diferencial de tasas internas y externas acelerara la apreciación de la moneda. Además los empresarios temen que la nueva subida de tasas contribuya a frenar más la producción industrial, que ya muestra niveles preocupantes de desaceleración, por encima de los esperados.

“La inflación anual en junio se situó en 7.18%, 79 pb (puntos básicos) por encima de la observada un mes atrás. Su aceleración se debió principalmente al fuerte incremento de los precios de los alimentos y regulados”, precisa el informe de la Junta del Banco Central.

Advierte el directorio del Emisor que “varios indicadores de inflación básica también se incrementaron en junio, al igual que las expectativas de inflación. Estos indicadores se mantienen en niveles superiores a las metas”.

En el nivel interno, el Banco resalta “parte de la desaceleración se explica por la fuerte caída en el primer trimestre en obras civiles y por factores de oferta como la huelga de Cerromatoso”.

El informe del Banco Central sostiene que “los incrementos en los precios de los alimentos y los combustibles reducen el ingreso disponible real e incrementan los costos de producción, con lo cual la economía registra simultáneamente mayor inflación y menor crecimiento”.

Con la nueva información, el equipo técnico del Banco redujo la proyección de crecimiento de la economía colombiana. De un estimado inicial de entre 4% y 6% lo rebajó a 3.3% y 5.3%. “Las menores perspectivas de crecimiento para este año en Colombia y el mundo sugerirían que las tasas de interés de intervención se mantengan inalteradas. Sin embargo, el incremento en la inflación, las perspectivas de inflación en el próximo año y la importancia de anclar las expectativas a una senda de inflación en descenso, indican que la tasa de interés de intervención debe ser incrementada”, considera el informe.

Justifica el incremento de las tasas para anclar las expectativas de inflación con las metas de largo plazo y, en especial, ante el riesgo de los efectos colaterales de los precios internacionales de los alimentos y de los combustibles.

Advierte el Banco que la política monetaria busca evitar que en el futuro sea necesario tomar acciones más fuertes ante  aumentos de precios y salarios por fuera de las metas establecidas por la autoridad monetaria.

Al conocer la decisión del Banco Central de elevar en un cuarto de punto las tasas de interés, los empresarios se mostraron desconcertados y anticiparon que vendrán momentos difíciles para la economía porque se desacelerará a mayor ritmo debido a que seguramente se acentuará la revaluación ante el diferencial de tasas internas y externas. Ingresará un mayor número de dólares  a la economía, advirtieron.

En el Gobierno también recibieron la noticia con preocupación porque no ayuda en nada a la reactivación del campo. Se van a encarecer más las deudas para los empresarios del campo, indicó un funcionario del ministerio de Agricultura. 

últimas noticias