No descartan revisar la meta de inflación

<p>El ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, admitió que la junta del Banco de la República no descarta revisar la meta de inflación para 2008, ante la fuerte demanda y el alza en los precio de los alimentos.</p>

Zuluaga explicó que todas “las metas son ajustables y revisables, porque los hechos varían, pero eso se discutirá en la Junta”.

El jefe de la cartera de Hacienda explicó que los índices de inflación registrados hasta hoy desbordaron las expectativas del Gobierno y sería muy difícil de cumplir, cuando alimentos como el arroz o la papa ha registrado y los combustibles han registrado fuertes alzas en sus precios.

El principal objetivo del Ejecutivo es mantener el Índice de Precios al Consumidor por debajo del 5%.

La inflación en lo que va corrido del año se ubica en 5,12% y la meta para este año del Banco está entre 3,5% y 4,5%, sin embargo, el pronóstico del Emisor fue modificado en  mayo, cuando dijo que la inflación a final del año sería de 4,9%.
 

Emisor le pide al Gobierno reducir el gasto público 

Luego de conocer la cifra de inflación del mes de mayo y ante el inminente incumplimiento de la meta propuesta para este año, el Banco de la República le pidió al Gobierno que mesure el gasto público. 

En una reunión, con el presidente Álvaro Uribe, en la Casa de Nariño, que se celebró el martes y terminó sobre las once de la noche, la junta directiva del Banco de la República le expuso al Mandatario que para garantizar la estabilidad de la economía doméstica, ahora que la inflación se ubica por encima de los pronósticos y que la revaluación del peso va en aumento, es necesario que el Gobierno reduzca sustancialmente el gasto público.

Sobre el tema, el presidente explicó que el Ejecutivo ha disminuido sus gastos y aclaró que las regiones y organismo públicos han entregado sus solicitudes de cuánto necesitan para el otro año, pero eso no quiere decir que así vaya a quedar el presupuesto, ya que el Ministerio de Hacienda lo reajustará y luego se presentará a consideración del Congreso.

Uribe se mostró partidario de que el Emisor baje las tasas de interés, pero entendió la posición del Banco central en el sentido de que si las baja se puede generar una mayor presión inflacionaria más ahora que la inflación del mes que terminó estuvo en 0,91%.

"El Banco subió las tasas a finales de 2006 cuando se dio cuenta de que había un abuso desmedido del crédito y eso ya se corrigió, sin embargo, es entendible que el Emisor no quiera bajarlas ahora, pero si no es así se frena la producción. Lo que se debería hacer es bajar las tasas e imponer controles monetarios transitoriamente", concluyó Uribe.