Pérdidas millonarias en manejo de regalías, advierte la Contraloría General

Toda suerte de artimañas y maniobras fraudulentas han convertido los recursos de regalías en objeto de tratamientos irregulares, y en otros, porque simple y llanamente se los han "robado", denunció el contralor Julio César Turbay Quintero.

El jefe del organismo de control indicó que parte de los dineros destinados por la Constitución y la ley a salud, educación, agua potable y alcantarillado se han desviado a otros fines no prioritarios.

Indicó que con regalías se han construido museos, empresas industriales, estadios y se han pagado gastos de funcionamiento de las entidades territoriales, a pesar de que muchas de estas regiones aún no han alcanzado las coberturas mínimas básicas.

Existe una excesiva atomización de recursos en pequeños proyectos con muy bajos impactos sociales y económicos, y que además son muy difíciles de controlar y vigilar para garantizar su adecuada utilización.

Denunció despilfarro de las regalías en obras suntuosas, sin utilizar o en el peor de los casos sin terminar. Mencionó el Museo del Hombre Llanero, procesadoras de yuca y un patinódromo en Casanare, un velódromo en Arauca, una planta de asfalto y el puente sobre el río Mulato en Putumayo.

Indicó que aunque muchos de estos proyectos pueden ser útiles para las comunidades, ya que incentivan la práctica del deporte y mejoran la oferta de recreación, no debieron ser financiados con regalías cuando aún no se han alcanzado unos niveles mínimos de bienestar y satisfacción de necesidades básicas insatisfechas de salud, educación, alcantarillado y agua potable para la población más pobre, que es en esencia el objetivo primordial de las regalías.

La ineficiencia en la inversión de los recursos del Fondo Nacional de Regalías ha conllevado a que al 31 de diciembre de 2007, el portafolio de inversiones en títulos TES de este fondo registre un valor superior a los $3,2 billones, de los cuales más de $163 mil millones corresponden a recursos manejados por la extinta Comisión Nacional de Regalías que fue liquidada hace casi 4 años.

Esto a pesar de haberse pagado con estos recursos las deudas de las Entidades Territoriales con las Electrificadoras y de haberse destinado el 50% de sus ingresos al Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (FONPET).

El contralor Turbay Quintero consideró muy preocupante la tardía ejecución de las Interventorías Administrativas y Financieras por parte del Departamento Nacional de Planeación, cuyo objetivo primordial es el control y la vigilancia en tiempo real al uso de las regalías.

Para estas interventorías se destina el 1% de las regalías directas que se giran a las entidades territoriales y el 4% del monto de los proyectos aprobados con recursos del Fondo Nacional de Regalías, por lo tanto, para el caso del año 2007 se estaría hablando aproximadamente de la no despreciable suma de $35 mil millones.

"Al Departamento Nacional de Planeación se le trasladaron unas funciones y responsabilidades, para el desarrollo de las cuales, no cuenta con la estructura organizacional adecuada que le permita cumplir de una manera eficiente con las funciones de administración del Fondo Nacional de Regalías y de la vigilancia y control del manejo de las regalías por parte de las entidades territoriales", advirtió el contralor Turbay Quintero.

Mal manejo de excedentes de liquidez

Las investigaciones preliminares adelantadas por la Contraloría General sobre la destinación de los excedentes de liquidez de las entidades territoriales provenientes de regalías y Sistema General de Participaciones han permitido detectar, sólo en el caso del departamento de Casanare, transacciones con TES de carácter especulativo, operaciones "swap" que generaron cuantiosas pérdidas y contratación de deuda pública irregular.

La Contraloría detectó inversiones de excedentes de liquidez en patrimonios autónomos a través de contratos de cesión de derechos de beneficio con pacto de readquisición.

Estas situaciones se han evidenciado en los departamentos de Casanare y Meta y los municipios de Villavicencio, Castilla la Nueva y Yumbo y alcanzan un valor total de $261.562 millones, de los cuales $212.601 corresponden a regalías, $20.675 a recursos del Sistema General de Participaciones y $28.286 a otro tipo de recursos.

31959

2008-08-13T10:16:00-05:00

article

2008-08-13T17:30:13-05:00

ee-admin

none

Economía

Pérdidas millonarias en manejo de regalías, advierte la Contraloría General

78

4211

4289