Precios del arroz siguen en aumento

<p>Los precios del arroz volvieron a registrar fuertes incrementos en el mercado internacional el mes pasado, según el último informe del Consejo Internacional de Cereales, publicado en Londres.</p>

El arroz tailandés se encareció en un 40 por ciento hasta alcanzar un precio de 960 dólares la tonelada, precisa el documento.

La carestía de ese cereal representa una carga económica adicional para los países, muchos de ellos pobres, que dependen de esa cosecha.

La producción y el consumo global de arroz están bastante equilibrados este año, pero las reservas de cosechas anteriores son relativamente bajas, añade.

Aunque el comercio internacional del arroz representa una mínima parte de lo que se consume, hay una fuerte preocupación sobre su disponibilidad en los mercados.

Las restricciones a la exportación del grano que han impuesto de forma temporal algunos países se han añadido a las presiones alcistas.

Por el contrario, el precio del trigo se redujo fuertemente tan pronto como comenzaron las cosechas en el hemisferio norte: la producción de la India podría ser tan buena como la del año pasado, en que se alcanzó un nuevo récord, destaca el texto.

Los precios del maíz alcanzaron nuevas cotas a mediados de abril debido a problemas en Estados Unidos, pero luego volvieron a bajar.

A pesar de las perspectivas de una buena cosecha, continuó la volatilidad de los precios de la soja, que han aumentado últimamente debido a la fuerte demanda de China y a las continuas perturbaciones en los cargamentos procedentes de Suramérica.

Para 2008, el Consejo Internacional de Cereales prevé una producción total de 1.706 millones de toneladas para todo tipo de granos, 37 millones por encima de la cifra récord del año pasado.

El consumo se prevé que crezca un 1,7 por ciento -frente al 3,5 por ciento de aumento registrado el año anterior- hasta 1.710 millones de toneladas, lo que refleja una expansión menos acelerada de la industria de etanol estadounidense y un uso ligeramente menor para pienso.

Por lo que se refiere al trigo, las previsiones apenas han variado desde marzo: la producción se prevé que alcance los 645 millones de toneladas, 41 millones más que el año pasado.

Conforme bajen los precios se recuperará el crecimiento del consumo en los países en desarrollo y aumentará también su empleo para la alimentación del ganado: el consumo total para el 2008 se calcula en 630 millones de toneladas, 19 millones más que el año pasado.

Las existencias podrían aumentar en 14 millones hasta 128 millones de toneladas, y el incremento será especialmente fuerte en Estados Unidos, precisa.

El comercio mundial de trigo aumentará, según las previsiones, en 7 millones de toneladas hasta 110 millones.

Los problemas con algunas cosechas podrían llevar a un incremento de las importaciones por parte de Pakistán y los países del Asia más próxima.

La producción de maíz se prevé que alcance los 762 millones de toneladas, 13 millones menos que el año pasado, pero 14 millones más que las pronosticas en marzo.

Se espera que el consumo aumente en 10 millones de toneladas y totalice 784 millones, lo que representa un ritmo de crecimiento muy inferior al registrado en los últimos años.

Aunque la demanda mundial sigue siendo alta, los elevados precios del maíz harán que ese cereal sea sustituido por otros.

El aumento de la capacidad de producción en Estados Unidos hará que se utilice 20 millones más de maíz para producir etanol, aunque ese incremento es, sin embargo, inferior al que hubo en 2007/08.

El comercio mundial de maíz se prevé que sea de 89 millones de toneladas, 10 millones menos que en la anterior temporada, sobre todo debido a la reducción de las exportaciones por la Unión Europea (UE).

La producción de cebada crecerá un 10 por ciento hasta 149 millones de toneladas gracias sobre todo a la UE, Ucrania y Australia, mientras que el consumo puede aumentar en 6 millones de toneladas hasta alcanzar la cifra de 146 millones.

Temas relacionados