Reelección de Uribe favorecería a opositores de TLC, dicen expertos

Una segunda reelección del presidente colombiano, Álvaro Uribe, no es aconsejable y le haría un &quot;gran favor&quot; a los detractores del Tratado de Libre de Comercio (TLC) con EE.UU., ahora congelado en el Congreso, dijeron este jueves expertos. <p>&nbsp;</p>

"Sólo fortalecería a los opositores del TLC. Creo que reforzaría la impresión de que él es autoritario y que (la reelección) estaría acompañada con la continua violación de los derechos humanos, que suele suceder con gobiernos autoritarios", dijo el analista Michael Shifter, del Diálogo Interamericano. "Si (Uribe) se perpetua en el poder, creo que eso perjudicaría políticamente al TLC", añadió.

El pacto bilateral entre Colombia y EE.UU. fue suscrito en noviembre de 2006 pero fue congelado por los demócratas de la Cámara de Representantes en abril pasado.

"Al presidente Uribe se le ve hasta ahora como un presidente democrático pero, si opta por extender su mandato (...) eso llevaría a algunos a creer que esto es algo populista", dijo Stephen C. Donehoo, un directivo de la firma McLarty Associates.

"Creo que los colombianos podrían tienen suficientes instituciones y un grupo numeroso de líderes políticos con talento, experiencia y capacidad" para tomar la batuta de Uribe", resaltó.

En su opinión, Colombia debe evitar caer en historias de caudillismo, como ha sucedido en otras partes de América Latina que, incluso, arrastran pasados de dictadura militar. El analista Adam Isacson, del Centro para Política Internacional, destacó que " hay unanimidad en Washington de que no sería bueno" que Uribe busque la reelección.

Reconoció que ningún miembro del Congreso se ha pronunciado en público sobre los esfuerzos de reelección pero es algo que preocupa en círculos académicos y centros de análisis político. "Si hablara con el presidente Uribe, le diría que si le quisiera hacer el mayor favor posible a los opositores del TLC, que trate de cambiar la constitución para volverse a postular", argumentó Isacson.

Aunque Uribe no ha anunciado públicamente sus intenciones, sus partidarios recolectaron más del triple de las firmas necesarias para que se realice un referendo sobre una posible segunda reelección.

El mandatario llegó al poder en 2002 con promesas de ‘mano dura' contra los grupos armados ilegales y ganó la primera reelección, en 2006, por amplia mayoría, gracias a una reforma constitucional del año anterior que se lo permitió. Necesitaría otra reforma constitucional para postularse de nuevo.

Funcionarios de alto rango del Gobierno de Colombia, en campaña perenne por la ratificación del TLC, han destacado la liberación, el pasado 2 de julio, de 15 rehenes en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La misión de rescate se ganó un elogio parejo, tanto de demócratas como de republicanos en el Congreso, y, si bien muchos admiran los logros de la política de "seguridad democrática" de Uribe, aún persisten las preocupaciones por la situación de derechos humanos en Colombia.

En cada visita a Washington, los funcionarios colombianos enumeran y enfatizan los logros en materia de seguridad en su país que, a su juicio, se profundizarían a través del TLC.

Por ahora, todo indica que el TLC con Colombia tiene tres factores en contra: pugnas internas sobre el rumbo de la política comercial de EE.UU., una reñida contienda electoral y una reducida agenda legislativa en lo que resta de la 110 sesión del Legislativo. Por ello, la mayoría de los analistas apuntan a que el TLC quedaría como asignatura pendiente para 2009.

Temas relacionados

 

últimas noticias