Reserva Federal bajó en 0,25 puntos tasas de interés

La Reserva Federal bajó nuevamente en 0,25 puntos porcentuales la tasa de interés interbancaria, que ahora queda en el 4,25 por ciento, con lo que cumplió las expectativas del mercado.

En su última reunión regular del año, el Comité de Mercado Abierto del banco central estadounidense aflojó su política monetaria por tercera vez en 2007, en respuesta a la sobriedad de la economía y la cautela de los consumidores, preocupados por la crisis en el sector inmobiliario.

La Reserva también bajó en 0,25 puntos porcentuales su tasa de descuento, que es el interés que cobra a los bancos cuando les da préstamos directamente, y que queda en el 4,75 por ciento.

Los analistas esperaban, sin embargo, una reducción de 0,5 puntos porcentuales, para añadir más liquidez al mercado. El cambio en el precio del dinero "debería ayudar en la promoción de un crecimiento moderado", indicó la declaración del Comité.

"Los acontecimientos recientes, incluido el deterioro en las condiciones del mercado financiero, han aumentado la incertidumbre sobre las perspectivas del crecimiento económico y la inflación", afirmó.

El comunicado explicó además que la información económica "indica que el crecimiento económico se está desacelerando como reflejo de la intensificación de la corrección en el sector de la vivienda y cierto aflojamiento del gasto de las empresas y los consumidores".

"En semanas recientes han aumentado las presiones en los mercados financieros", añadió. De todos modos, la Reserva opinó que "las lecturas de la inflación subyacente han mejorado modestamente este año", aunque "los aumentos de precios de la energía y las materias primas, entre otros factores, podrían subir la presión de la inflación".

Es la tercera vez en tres meses que el banco central estadounidense reduce su tasa de referencia. Las autoridades de la institución bancaria dieron a entender que están dispuestas a volver a reducir las tasas de interés si empeora la crisis en los sectores hipotecario y la construcción de vivienda residenciales.

Los bancos comerciales seguramente imitarán pronto la última reducción al abaratar la tasa preferencial, lo que haría más asequible el dinero a crédito para millones de consumidores y empresas al 7,25 por ciento.

Esta reducción tiene como fin animar a los bancos a incrementar el dinero que compran a crédito en las arcas de la Reserva precisamente cuando el aumento de créditos morosos impulsará a los bancos a endurecer excesivamente el crédito, con el consiguiente peligro para la economía.

La Reserva Federal comenzó a reducir las tasas en septiembre en respuesta a la contracción del crédito en todo el mundo como respuesta al aumento de las hipotecas basura que han incurrido en mora y la peor contracción del mercado de la vivienda en Estados Unidos en más de dos décadas.

Tras reducir la tasa en medio punto el 11 de septiembre y en un cuarto de punto el 31 de octubre, el banco central indicó que ambas reducciones quizá sean suficientes para ahuyentar la amenaza de una recesión dado que el mercado de la vivienda parece haberse estabilizado.

Aun así, la creciente turbulencia de los mercados tras la reunión de octubre y la reaparición de los temores de una recesión hizo que la institución adoptara la posición contraria.

En una breve declaración para explicar sus razones, la Reserva Federal dijo que las recientes estadísticas económicas indicaron que la economía ha perdido fuerza "como consecuencia de la intensificación de la corrección del mercado de la vivienda y cierto ablandamiento tanto del gasto consumidor y empresarial" .

 

últimas noticias