Solución para crisis de alimentos es abrir los mercados: OMC

<p>El comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, afirmó que un acuerdo dentro de la Ronda de Doha de la OMC para liberalizar los mercados mundiales es la mejor solución a la actual situación de crisis por los precios y escasez de alimentos.</p>

Por el contrario, si los países intentan poner trabas o gravar las exportaciones agrícolas no se va a solventar la crisis, señaló el comisario durante una comparecencia en el Parlamento Europeo (PE).

Para Mandelson, la opción más conveniente es "trabajar más en abrir los mercados" dentro de las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Asimismo, el funcionario declaró que los problemas actuales de precios y carencia de alimentos pueden ser "un incentivo" para que los socios de la OMC logren un pacto, en la reunión que celebrarán en mayo en Ginebra, que permita sacar adelante la Ronda de Doha, actualmente estancada.

"Hay dos formas de reaccionar ante la crisis alimentaria a la que nos enfrentamos: una con un mayor crecimiento de las producciones agrícolas internas y más proteccionismo, o la segunda, dentro de Doha, con un acuerdo que facilitaría el comercio de alimentos más baratos y con más eficiencia", agregó.

La primera opción (la más proteccionista) "no tiene sentido" desde el punto de vista económico para los países en desarrollo, mientras que los Estados ricos continúan sus producciones agrícolas y exportaciones "subsidiadas", subrayó Mandelson ante el Parlamento Europeo.

La idea de aplicar impuestos para gravar las ventas exteriores agrícolas como forma de afrontar la carencia de alimentos "está lejos" de solucionar el problema, recalcó.

"Necesitamos negociar con éxito Doha; me pregunto si en Europa son conscientes de las consecuencias que un acuerdo tendrá para la economía mundial", afirmó.

El comisario dijo que tiene previsto "continuar sus trabajos" para preparar la negociación de Doha, que los socios de la OMC pretenden impulsar en una reunión ministerial, probablemente en la tercera semana de mayo.

En este sentido, habló de contactos como una videoconferencia con el Departamento de Agricultura de EEUU, entre otros países.

Mandelson resaltó la "fragilidad" de los mercados y la conveniencia de un compromiso sobre Doha este año, porque de lo contrario 2009 será un año en de "punto muerto" en las negociaciones que comenzaron en 2001, por las elecciones legislativas de EEUU.

En la Ronda, los países en desarrollo piden a las grandes potencias -como UE y EEUU- que reduzcan sus apoyos a la agricultura, mientras que estos dos bloques reclaman más apertura de mercados en productos industriales y servicios.