Venezuela invertirá 500 millones de dólares en empresa pesquera con Cuba

El Gobierno venezolano invertirá 500 millones de dólares para impulsar una empresa pesquera mixta socialista con Cuba “que garantice el abastecimiento pesquero” a ambas naciones, informaron fuentes gubernamentales.

El presidente de Instituto Socialista de la Pesca y la Acuicultura (Insopesca), Gilberto Giménez, indicó que el proyecto “garantizará el abastecimiento del recurso pesquero a Venezuela y Cuba”, en declaraciones que recoge el diario caraqueño El Nacional.

El proyecto del Insopesca contempla que la empresa binacional entre a operar a finales de este año con una decena de embarcaciones del total de las 29 que está previsto sean adquiridas en un período de tres años.

Además de la compra de las diez primeras embarcaciones, los 500 millones de dólares previstos para la primera etapa tienen como objetivo el acondicionamiento de tres puertos de embarque, la construcción de diques y astilleros y la creación de la red de acopio y procesamiento del pescado.

De acuerdo a Giménez, la financiación de este proyecto provendrá “en parte del Fondo Financiero constituido entre Venezuela y China”, que cuenta con 6.000 millones de dólares, “y el resto de los fondos financieros públicos como el Fonden y el Bandes, de los recursos por las exportaciones petroleras”.
 
Venezuela, a través de la Corporación Venezolana Agraria, comprará los primeros cuatro barcos, dos para la pesca de atún y dos para el jurel, en Panamá y Europa, que faenarán con bandera venezolana en el Caribe y el Pacífico.

Las embarcaciones restantes, dos palangreras y cuatro polivantes, serán transformadas de la flota de arrastre que dejará de funcionar a partir del 14 marzo de 2009, como establece la Ley de Pesca Venezolana.

La empresa mixta tiene planeado “impactar cerca del 30 por ciento de la producción nacional del pescado nacional”, señaló Giménez, quien afirmó “que no pretende competir con el sector privado”, sino que lo privado y lo público se complementarán.

No obstante, Giménez precisó que “será una gestión socialista, nada de pensar que van a producir para ganar dinero, es para beneficiar al país”.
 
La construcción de los barcos se realizará en los astilleros Maurica, en Barcelona (estado Anozátegui), en la costa oriental venezolana.

Por su parte, Pescavante, en representación del estado cubano, se encargará de ofrecer apoyo técnico, logístico y de diseño de las embarcaciones.

Según Insopesca, la empresa generará 1.000 empleos directos y 3.000 indirectos.

La empresa pesquera del ALBA, creada entre Venezuela y Cuba, a raíz de los acuerdos de la Alternativa Bolivariana para las Américas, cuenta con 51 por ciento del accionariado en manos de Corporación Venezolana Agraria, mientras que el 49 por ciento restante están en poder de la cubana Pescavante.

El ALBA es una iniciativa de integración promovida por Venezuela, integrada por ese país, Bolivia, Cuba, Dominica y Nicaragua, y que surgió en contraposición al Área de Libre Comercio (ALCA) impulsada por Estados Unidos.


 

Temas relacionados