“En Caribia tengo el ombligo enterrado”

Allí donde nada sucede