Creatividad y talento

Alternativas teatrales en un mundo al revés

Pódcast, “call stories”, plataformas de distribución y dramaturgias digitales son algunas de las opciones que han surgido en las últimas semanas para mitigar los impactos del encierro.

El “Señor Happy” será la primera historia de “Dramafónicos”, una iniciativa de la Compañía Quinta Picota, que ofrece experiencias teatrales por teléfono.Cortesía Compañía Quinta Picota

Es cierto que una mañana el mundo amaneció “al revés”. Que despertamos y al abrir los ojos nos encontramos en un universo que parecía dejarnos sin salidas. Pero somos unos de esos males incurables porque, como la hierba mala, todavía nos resistimos a perecer. Aún estamos aquí para decir que queremos vivir y que al respirar queremos crear. Desde las primeras semanas del confinamiento aparecieron en el horizonte nuevas maneras de construir puentes de comunicación entre el arte que producimos y las personas que nos escuchan. Las que siempre estuvieron ahí para acompañarnos en las salas y los escenarios. Algunas de estas primeras propuestas, por falta de experiencia en confinamiento, eran ante todo un manifiesto de resistencia, pero estaban desprovistas de calidad o incurrían en fallas técnicas que siguen siendo una pregunta sin resolver. ¿Cómo mantener la interacción entre el espectáculo y el espectador?

Le sugerimos: Entre la creación teatral y la culinaria

Después de más de seis semanas de encierro las propuestas se han ido fortaleciendo. También han aparecido en el panorama otros proyectos de gran valía que pretenden mitigar el impacto de esta nueva condición: ¡Nos estamos adaptando! Algunas de estas nuevas proyecciones han sido, ante todo, una migración de nuestros imaginarios a otro lugar. Incluso han sido el regreso al pasado.

Ahora, por ejemplo, hay un pódcast desarrollado por el Teatro Petra con El problema fundamental, cuyo contenido reflexiona sobre el ejercicio teatral y su clara correspondencia en la vida nacional a través de las voces de Fabio Rubiano y Sandra Suárez. El equipo de Medea 73 también está grabando un pódcast que nombró Nuevo Radio Drama. Se trata de lecturas de textos de dramaturgos reconocidos en la escena nacional, como María Adelaida Palacio y Santiago Merchant. Estos viajes en el tiempo nos recuerdan aquella época en la que la gente se sentaba a escuchar radionovelas, cuyo éxito fue innegable en la Latinoamérica de los años cuarenta. Ambos productos están disponibles en todas las plataformas de reproducción musical.

Por otro lado, el equipo de la Compañía Quinta Picota ha diseñado Dramafónicos, un espectáculo que funciona a través de una llamada telefónica (call story). Son historias en vivo acompañadas del foley, una ilusión sonora que recrea ambientes y sonidos con utensilios cotidianos. Una especie de radio personalizada en la que la historia va directo al espectador. El proyecto, que comenzó con la historia del Señor Happy a partir del 21 de mayo, tiene funciones los días viernes y sábados. Esta es una apuesta por recuperar el encuentro íntimo que proporcionaba el teatro antes de este cataclismo.

Puede leer: Ministerio de Cultura destinará $3.000 millones para apoyar a los museos del país

El ejercicio gremial también ha constituido una alternativa vital en la construcción de alianzas que nos permitan continuar. Ahora hay plataformas que ofrecen contenidos teatrales, muchos de ellos grabados antes del confinamiento y que ahora están disponibles para el consumo desde casa. Conexión Teatral Play, por ejemplo, cuenta con una programación que va desde stand up comedy hasta títeres, o la plataforma de la compañía de Deca Teatro, en la que actualmente se ofrecen proyectos pregrabados y otros listos para ser consumidos por primera vez en el estadio de lo virtual.

Finalmente, como resultado de estos procesos de gestión y construcción de gestos que nos acerquen a un posible gremio, el Circuito de jóvenes directores y dramaturgos ha lanzado una antología de teatro breve en la que se recogen textos de 24 autores jóvenes colombianos, dentro de los que se destacan Enrique Lozano, tres veces ganador del Premio Nacional de Dramaturgia; Verónica Ochoa, Premio Distrital Teatro en Estudio; Martha Márquez, ganadora de la Beca Nacional de Dramaturgia, y Johan Velandia, uno de los directores más interesantes de la escena contemporánea nacional. El proyecto contará con seis tomos compuestos por textos de autores experimentados y otros más inéditos. Los volúmenes, que serán vendidos de forma digital, son un material dramatúrgico que a posteriori será un gran insumo para los ejercicios de las escuelas de formación de teatro y actuación, teniendo en cuenta que se trata de obras breves cuyos temas varían y brindan posibilidades de conjunción de personajes y roles. Los gestos colectivos de un gremio dedicado al hacer teatral: una manera de afirmar que aquí seguimos.

 

920634

2020-05-21T21:00:25-05:00

article

2020-05-21T21:27:35-05:00

[email protected]

none

Moisés Ballesteros @TeatroenBta

Cultura

Alternativas teatrales en un mundo al revés

44

5569

5613

 

 

El nuevo arte de perder

contenido-exclusivo

Chucky García y un eco de Rock al Parque

Los Museos Vaticanos reabrirán el 1 de junio