Imaginarios

Ataos, una serie que evoca formas del drama humano

Entre lo terrorífico y lo bello, la artista Cristina Castagna construye una poética visual con sus obras.

Ficha técnica. De la serie “Ataos” (2018). Cistina Castagna. Acuarela sobre papel. 50 x 65 cm.Archivo Cristina Castagna

Esta acuarela de la artista Cristina Castagna hace parte de Ataos (2018), una serie de imágenes que surgió de la observación de los acarreos improvisados en la ciudad de Medellín a partir de los que Castagna construyó metáforas de la pérdida y de lo íntimo que sale a la luz cuando se hace una mudanza informal: objetos indistintos amarrados por cuerdas que apenas logran sostenerlos y que hacen parte de la vida privada de alguna casa o que simplemente son ruinas de un lugar. Castagna realiza estas obras en acuarela y al hacerlo reafirma la fragilidad de los bultos nómadas que registró inicialmente con su cámara fotográfica. Los colores de esta obra en particular conceden a las cosas allí representadas un carácter ficticio que las destituye de la realidad: ya no son lo que la artista vio en las calles. 

Si esta interesado en leer otro capítulo de la serie Imaginarios, ingrese acá: La resonancia de una imagen doméstica y sus tiempos invisibles

Cristina Castagna vuelve con esta serie a poner en tensión realidad y fantasía. Reaparece en esta imagen el juego en el que concede a una experiencia cotidiana una forma estética que transforma su significado: la disfraza, la hace artificiosa y con esas decisiones enuncia formas del drama humano. La artista ha mantenido en su obra esa contradicción entre lo terrorífico y lo bello, hay un gesto siniestro que de entrada no capturamos en sus imágenes porque la maestría alcanzada por la técnica parece ocultarlo, sin embargo, está ahí. Con Ataos la artista se deshace de la convencionalidad con la imagen: no solemos ver en las calles un trasteo con esta “preciosidad”, muy por el contrario, todo está desvencijado o descolorido, y considero que ese tipo de transgresiones son las que hacen que las obras de Castagna resulten perturbadoras para el espectador.

También nos inquietó en su momento el tratamiento visual que Fernell Franco le dio a su proyecto Amarrados (realizado entre finales de los ochenta y durante los noventa) en el que bellísimas fotografías en blanco y negro nos muestran mercados ambulantes latinoamericanos envueltos en plásticos o telas y enlazados intuitivamente para ser guardados o transportados. En sus justas proporciones, este paralelo es válido en la medida en que ambos casos responden al mismo fenómeno popular de precariedad e improvisación que vemos en las calles de ciudades que están en interminables (y utópicos) procesos de modernización o desarrollo. 

Si le interesa leer otro texto de Érika Martínez Cuervo y su sección, Imaginarios, ingrese acá: Life in mono, una obra pictórica que evoca el expresionismo americano

Cristina Castagna es una de las figuras destacadas en la escena artística por su trabajo con las artes gráficas, resultado de su formación en diseño y en la técnica del grabado en el emblemático Taller La Estampa (Medellín). Sus obras -siempre trabajadas en series -  han constituido un pensamiento poético fundado en las emociones humanas, sobre todo aquellas que enlodan la existencia y conducen a cuestionamientos profundos. En sus libretas de artista están registrados los procesos con dibujos que insisten en sus ideas, allí reposa una delirante memoria de su poder creativo. “Es difícil encontrar en su cuerpo de trabajo una imagen sola y aislada, por lo general nos encontramos con una sumatoria de piezas, ante un sistema de imágenes múltiples que responden a un pensamiento relacional”, en palabras del investigador y curador Jorge Lopera.  

871669

2019-07-18T20:59:00-05:00

article

2019-07-18T21:00:01-05:00

faraujo22_102

none

Érika Martínez Cuervo @CrowX78

Cultura

Ataos, una serie que evoca formas del drama humano

50

3985

4035

 

últimas noticias

Poemas inéditos de Ana Blandiana

Verso a verso (IV)