Cinco cargos modificados en un año de gobierno

Continúa el remezón en el Ministerio de Cultura

Este viernes se confirmó que Ernesto Montenegro Pérez no continuará en la dirección del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh).

Ernesto Montenegro estuvo en el Icanh desde el 2013 / Gustavo Torrijos

Cinco cargos directivos de entidades adscritas al Ministerio de Cultura han sido modificados desde que Carmen Vásquez asumió el ministerio. En febrero de este año fueron aceptadas las renuncias de Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca General de la Nación, y de Armando Martínez Garnica, cabeza del Archivo General. Esta semana fueron firmadas las renuncias de Manuel José Álvarez, quien desde 2013 dirigió el Teatro Colón; Claudia Franco, gerente de la Orquesta Sinfónica Nacional, y Ernesto Montenegro Pérez, director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh) desde marzo de 2015.

Aunque los cambios han despertado una sensación de incertidumbre en el mundo de las artes, la salida de Montenegro Pérez del Icanh ha causado más sorpresa que otra cosa. Sobre todo si se tiene en cuenta que el antropólogo fue señalado de “dirigir un organismo científico al servicio del presidente Iván Duque”, como lo dijo el profesor titular jubilado de la Universidad del Valle y analista de Razón Pública, Elías Sevilla Casas.

Si le interesa conocer más sobre las cambios que ha realizado el ministerio de Cultura, le recomendamos la siguiente nota: Mincultura le solicitó la renuncia al director del Teatro Colón

En 2015, durante el gobierno de Juan Manuel Santos, Pérez fue nombrado director general del Icanh y al inicio del mandato del presidente Duque fue ratificado, no solo como jefe Instituto Colombiano de Antropología e Historia, sino también como director de la misión de investigación para el rescate del galeón San José.

Vía Twitter, Montenegro Pérez indicó que “contradicciones insuperables con la Presidencia de la República sobre la existencia y la autonomía de la investigación social y de los conceptos que de allí se derivan, propician mi salida del Instituto Colombiano de Antropología e Historia”. En diálogo con El Espectador, el antropólogo explicó que las diferencias llegaron a un punto de inflexión cuando identificó que desde el Gobierno se pretendía “aligerar las exigencias que hace el Instituto para la protección del patrimonio inmaterial y cultural para facilitar el desarrollo de actividades productivas del sector privado”.

Según Montenegro Pérez, “desde el Instituto se trabaja con una perspectiva de conservación para que el patrimonio sirva como elemento cohesionante de la sociedad y se insiste en que las intervenciones territoriales garanticen la protección del patrimonio arqueológico. Tengo el temor de que si se aligeran los procesos se atente contra la conservación del patrimonio histórico y cultural de Colombia”.

Puede leer también: Ministra de Cultura: “No hay ninguna intención de refundar la memoria nacional”

Para el director saliente, “es legítimo que el Gobierno tenga nuevas miradas y perspectivas sobre el trabajo que adelanta la entidad. Eso no debe ser objeto de crítica, todo lo contrario, es necesario que los gobernantes determinen sus posturas. La pregunta es: ¿cuál es la modificación de ese enfoque que se quiere hacer y cómo se debe ejecutar?”.

Según dice, “el Instituto Colombiano de Antropología e Historia participa de la discusión social sobre la diversidad y los derechos de la diversidad étnica y cultural en Colombia. Esas discusiones son sujeto de tensiones. Eso es normal. Pero en este momento, las tensiones han llegado a unos puntos de inflexión frente a lo que significa el patrimonio arqueológico y cómo hay que desarrollar la investigación social”.

¿Qué balance hace tras su paso por el Icanh?

“Es positivo. Vale la pena mencionar principalmente que se lideró junto a Parques Naturales el expediente para la declaratoria de Chiribiquete como Patrimonio de la Humanidad. Además fue muy reconfortante trabajar para la creación del Parque Arqueológico Santa María la Antigua del Darién, en el Chocó, el primero de esta clase en Colombia”. El parque, ubicado en la vereda Santuario, corregimiento de Tanela, en el municipio chocoano de Unguía, tiene una extensión de alrededor de 50 hectáreas. Entre los hallazgos arqueológicos más destacados del parque están piezas españolas, como proyectiles para armas de fuego en plomo, balas de falconete, grilletes y monedas acuñadas.

Con este parque, dice Montenegro, “tenemos una nueva posibilidad de contarles a los colombianos y a todos los visitantes cómo fueron los procesos tempranos de ocupación territorial por parte de los europeos sobre el espacio americano”.

Respecto al balance, agrega que es positivo que se haya logrado la formalización “de las 24 áreas arqueológicas de Colombia. Pero lo más importante es la investigación en torno a las culturas campesinas y el reconocimiento del campesinado como sujeto”.

Sobre la investigación para la recuperación del galeón San José, si bien reiteró que “se debe hacer una intervención bajo los parámetros que han sido establecidos por el Ministerio de Cultura, utilizando una metodología y una tecnología específicas que están señaladas”, de momento seguirá vinculado a la misma “porque los procesos de investigación no tienen las mismas consecuencias de lo administrativo. Aún tenemos que discutir cómo se manejará esa aproximación”.

Usted es el investigador líder en el Galeón San José. ¿Qué va suceder en ese caso?

No se ha logrado entender que este tema pertenece al ámbito investigativo y no solo al administrativo. Se necesita garantizar que este tema sea tratado con el mayor grado de autonomía científica. No tengo claro que sucederá de ahora en adelante con el Galeón.

¿Por qué es fundamental mantener la autonomía del ICANH?

Desde su fundación, hasta el día de hoy, nuestra institución ha velado por salvaguardar el patrimonio arqueológico, antropológico e histórico de nuestro país, y lo ha hecho siguiendo los mayores estándares científicos. Estos elementos científicos son fundamentales para la construcción de políticas públicas y la toma de decisiones, también en la administración pública, el ámbito judicial y otros. La independencia en la investigación y su impacto en la sociedad es una realidad clara para cualquier científico social. El ICANH le pertenece a todos los colombianos, no a unos pocos y sus intereses.

¿En qué ámbitos se dieron las discrepancias de las que habla?

Principalmente en el ámbito arqueológico. Para algunos ojos, los programas de arqueología preventiva resultan excesivos. Lo que no entienden es que estos procedimientos son el resultado de un proceso de investigación que busca resguardar el patrimonio cultural de todos los colombianos.

¿Usted cree que el sector privado es el que generó este tipo de presiones y por ende su salida?

No lo creo. El sector privado ha venido acatando las disposiciones del ICANH en el tema arqueológico. Las presiones hay que buscarlas en otras partes.

Y en el campo de la antropología social y la historia, ¿qué otros desencuentros ha tenido entre el Gobierno y el ICANH?

Principalmente por los conceptos que hemos venido trabajando sobre el campesinado, diversidad étnica, sitios sagrados, espacios y comunidades que habitan la Sierra Nevada de Santa Marta, la Serranía del Perijá y otros pueblos y comunidades étnicas, han generado algunos encontrones con las oficinas de la presidencia de la República.

¿Cómo ha sido la comunicación con las demás instancias?

Hay unos flujos distintos de comunicación. Mientras en algunas áreas se valora la posición del ICANH por su condición técnica y en defensa del multiculturalismo, en otras áreas, existen pésimas instancias de comunicación por esa misma razón. Tal vez, ello se deba a la inexperiencia en el trabajo de la política pública, pero por ejemplo que notifiquen el cambio de directores a través de un correo, genera muchas inquietudes. Hay un desconocimiento del rol de los establecimientos científicos y de las lógicas del sector cultural y de la manera en que se relacionan quienes pertenecen a él.

877492

2019-08-23T15:42:00-05:00

article

2019-08-23T16:52:32-05:00

[email protected]

none

Joseph Casañas - @joseph_casanas

Cultura

Continúa el remezón en el Ministerio de Cultura

50

8832

8882