Este sábado en Cartagena

Jóvenes Talentos: cuatro grandes promesas en el Festival

Estas figuras emergentes conforma los Jóvenes Talentos del Cartagena XII Festival Internacional de Música. Jessica Rueda, Daniel Santiago Guerrero, Sara Marcela Bermúdez y Daniel Cifuentes hacen parte de un semillero prometedor.

Tico Angulo

A pesar de las satisfacciones que han encontrado en sus instrumentos, Jessica Rueda y Daniel Santiago Guerrero aseguran que empezaron a tocar el corno francés y la flauta, respectivamente, porque nadie más quería hacerlo y se los asignaron. A diferencia de ellos, Sara Marcela Bermúdez, cantante lírica, recuerda haber escuchado música desde el vientre de su madre, y Daniel Cifuentes, un poco más tarde, recibió una lección de su padre: “En la vida es indispensable realizar un arte para desarrollar el intelecto”. Por eso se inclinó por el violín.

El programa de Jóvenes Talentos fue creado en 2009 y estimula la capacidad de músicos sobresalientes entre los 18 y 25 años. Hasta ahora han participado 38 artistas y todos ellos se han destacado por su compromiso y disciplina en una iniciativa apoyada por Julio Mario y Beatrice Santo Domingo.

Los Jóvenes Talentos, uno a uno

Jessica Rueda, oriunda de Barrancabermeja, se interesó desde niña por la música, a pesar de que casi nadie de su familia se dedicó a ello, excepto por su abuelo, quien tocaba la bandola y el tiple. A los 10 años ingresó a la banda del colegio El Rosario, tocando el fliscorno alto. Comenzó de manera empírica, pues en la banda no tenían profesor para cada instrumento, sólo estaba el director, quien era clarinetista. Una vez terminó su etapa de formación, su padre la apoyó para gestionar una beca en la Universidad Javeriana para estudiar corno francés.

Su maestra estuvo dudosa de impartirle lecciones, puesto que ella no tenía conocimiento previo de ese instrumento (no tenían un corno en la banda de su ciudad) y estuvo a punto de tirar la toalla. Finalmente, la cercanía del fliscorno con el corno logró el efecto esperado. “Llegar a este punto con mi instrumento ha sido un camino lleno de casualidades, pero muy bonito”, afirma.

Actualmente realiza un posgrado en la Universidad Reina Sofía de Madrid, tiene una beca de matrícula y residencia de la Fundación Mario Santo Domingo y en 2008 participó en el VI Encuentro de Jóvenes con la Sinfónica Nacional de Colombia y fue cornista principal de la Fundación Orquesta Sinfónica de Bogotá.

Daniel Cifuentes Jiménez, virtuoso del violín, desde pequeño ha estado inmerso en el mundo musical, pues en su casa se escuchaba desde son cubano, jazz y música clásica hasta rock de los 60. “Cuando era niño cogía tarros de mi casa, los ponía en frente, como si fueran una batería, y me ponía a tocar”, cuenta, razón por la que empezó a estudiar música a los siete años. “Yo no me acuerdo, pero mi padre dice que escogí mi instrumento porque era el que más difícil me parecía y el que más se veía en la orquesta”. Cuando escucha a Beethoven siente algo especial, “la historia de sus obras y cómo fue desarrollando su capacidad de composición mientras iba perdiendo el oído es algo que realmente admiro”, manifiesta el violinista.

Se ha formado en la Orquesta Sinfónica Juvenil de Colombia y en el Conservatorio de la Universidad Nacional y actualmente cursa estudios de pregrado en la Escuela Superior de Música y Arte Dramático de Fráncfort, con la violinista Sophia Jaffe.

Daniel Santiago Guerrero, de Duitama (Boyacá), ingresó a la banda de su colegio a los 13 años y le pidieron reemplazar al flautista, que ya se había graduado. “La flauta llegó a mí y poco a poco se fue convirtiendo en parte de mi día a día”, manifiesta el músico, que acaba de terminar estudios de pregrado en la Universidad Javeriana y es flautista principal de la Orquesta Filarmónica Juvenil de Bogotá. Ha participado en concursos de alto nivel, como el Israel International Flute Competition 2013 en Nazaret (Israel), el 3rd International Flute Competition Maxence Larrieu, realizado en Niza (Francia) en 2015, y el Concurso de Jóvenes Solistas en el marco del II Festival Internacional de Música de Esmeraldas (Ecuador), en 2016, obteniendo el segundo puesto.

Sara Marcela Bermúdez, soprano, cierra el grupo de Jóvenes Talentos. Su madre, directora de coro, no estaba muy convencida de que su hija se dedicara a la música, sobre todo al canto, puesto que sabía que no iba a ser fácil. Sin embargo, la pequeña insistió. “Siempre me apasionó el canto, desde niña estuve en grupos corales. Sólo esperaba el fin de semana para ir a ensayo”, cuenta Bermúdez, quien se inició en el canto lírico a los 15 años.

Es bogotana y fue la ganadora del Premio Canto 2017 en la capital colombiana en la categoría de formación de la OFB. También fue ganadora del primer puesto en el segundo Concurso Nacional de Jóvenes Cantantes de la Orquesta Sinfónica de Caldas. Finalizó sus estudios de pregrado en la Universidad Central de Bogotá.

Concierto de Jóvenes Talentos. Sábado 13 de noviembre, 11:00 a.m., en la capilla Sofitel Legend Santa Clara.

 

últimas noticias

Algo llamado orgullo

Howard Phillips Lovecraft: el terror como mito

La mirada de Hebe Uhart

La galaxia de “Universo Centro”