Semana del arte en Bogotá

Juan David Laserna o el registro de la historia

“Hemeroteca” es una de las obras que Juan David Laserna presenta en Artbo 2018. La congregación de periódicos de El Espectador nos recuerda la desesperanza de la violencia de Pablo Escobar.

El bogotano Juan Laserna ganó el premio Luis Caballero en 2017. Ejemplo de página intervenida de El Espectador. / Artbo

Juan David Laserna, artista bogotano, está presentando alguna de sus obras en la Sección Proyectos de ARTBO 2018 gracias a Rincón Projects, una iniciativa que reúne a distintas personas que estén interesadas en trabajar por medio del arte.

Cuando Caracol Televisión presentó la telenovela Escobar, el patrón del mal, Juan David Laserna se preguntó por la forma en que este tipo de contenidos influye en el modo en que leemos, comprendemos y asimilamos la historia de nuestro país. Ilustrar al país la vida del narcotraficante más peligroso de todos los tiempos con una novela que exaltó la violencia y las extravagancias de Escobar, generó en algunas personas una imagen heroica que rompió todos los esquemas y moldes de la sociedad.

Los medios masivos de comunicación tienen el poder de sembrar en la sociedad muchas convicciones e ideales sobre la historia. Su responsabilidad en la forma en que se cuentan los acontecimientos resulta vital para el entendimiento de los seres humanos alrededor del tiempo que cargan en sus hombros. Así, Laserna dedicó los años posteriores a la novela sobre la vida de Pablo Escobar a recoger archivos, piezas y documentos que contaran de otra forma la historia fraudulenta y oprobiosa que dejó el narcotraficante antioqueño, tras varios años de corrupción y violencia.

Sin dejar de lado el papel de los medios, el artista decidió intervenir varias páginas de El Espectador en las que se registraron muertes fatídicas como las de Guillermo Cano, exdirector del periódico; Bernardo Jaramillo Ossa, candidato a la Presidencia de 1990 por el partido de la Unión Patriótica, y Luis Carlos Galán, candidato a la Presidencia de 1990 por el Partido Liberal. Las respectivas páginas, que en su conjunto llevan el nombre de “Hemeroteca”, guardan su mística por su inevitable testimonio del pasado, poseen una mínima alteración: las fotografías que corresponden a las noticias son reemplazadas por recuadros de distintos colores. “La idea es resaltar la historia más que el amarillismo”, cuenta Amy Navarrete, directora de proyectos de Rincón Projects.

En ese sentido, la pieza artística, que anteriormente iba acompañada por óleos que parten de la novela sobre Escobar, muestra otra mirada de los medios; en este caso, de un medio escrito que no solo escribió los primeros borradores de la historia del conflicto, sino que también se vio afectado por el asesinato de su director.

Alejar una historia del sensacionalismo que puede causar la imagen para enfocarse únicamente en el relato de un hecho histórico, acerca a las personas a leer su historia, a sentir de cerca la crisis de un tiempo en el que las balas primaban por encima de la verdad. Extraer el morbo del desastre, de los escombros y de la sangre derramada para observar el lamento con el que se escribían las noticias de aquel entonces causa un estupor en el lector que lo convierte en un protagonista más, pues recibir retazos de la historia que nos despiertan la conciencia es otra forma más de hacernos responsables de nuestro tiempo, pues en nuestras manos y voces recae el compromiso de no dejar extraviar los legados y las historias que alguna vez nos hicieron más humanos.

820413

2018-10-26T21:50:29-05:00

article

2018-10-28T14:39:17-05:00

[email protected]

none

Andrés Osorio Guillott

Cultura

Juan David Laserna o el registro de la historia

47

3327

3374