La vida escultural de Gustavo Vélez

Desde el próximo 21 de febrero, el artista colombiano se estará presentando con sus esculturas en una muestra individual en la Galería Ansorena de Madrid, España.

La escultura "Visiones" estará expuesta en el Centro Histórico de Praga (República Checa).Cortesía Primavera

Luego de terminar sus estudios de bachillerato y de haber turnado su tiempo entre las obligaciones escolares y su gusto innato por el arte, Gustavo Vélez decidió viajar a Florencia, aquella ciudad de la región central de Italia que fue construida también desde los pasos y las pinceladas de artistas como Miguel Ángel o Leonardo Da Vinci. Allí estudió en la Academia Lorenzo de Medici y, posteriormente, culminaría en los talleres de Pietrasanta, lugar que se convirtió en su estudio de escultura y en su musa.

Además de Madrid, ciudad que ya ha visitado anteriormente, al igual que Londres, Barcelona y Mónaco, Vélez viajará a China con el fin de instalar una escultura en mármol llamada “Bianca”, obra que pesa tres toneladas y que será ubicada en el piso 78 del Sky Club del Raffles Hotel de Shenzen. Así, esta escultura se suma a las obras que el artista ha instalado en colecciones públicas y privadas en China, Japón, Corea, Italia, España, Ecuador, Perú, Colombia, Panamá, entre otros países.

Puede leer: El MoMA se sumerge en la creatividad poética del pintor español Joan Miró

De igual forma, la escultura “Visiones” será llevada al Centro Histórico de Praga, República Checa, para generar una interacción del público entre el arte arquitectónico y el arte contemporáneo en uno de los lugares que ha sido declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. La escultura, que también está hecha en mármol, mide seis metros de altura y fue construida para homenajear la importancia del mármol en la historia del arte.

Gustavo Vélez ha recibido la “Orden de la Democracia Simón Bolívar”, “Orden al Gran Caballero” y la “Estrella de Oro de la Cultura de Antioquia”, distinciones que han sido otorgadas por el Congreso de la República de Colombia y por la gobernación del departamento de Antioquia por su aporte a las artes y a la identidad cultural de nuestro país.

Entre Medellín, New York y Pietrasanta, el artista colombiano alterna sus proyectos, recuerdos y anhelos. En cada una de estas ciudades guarda algo de su vida y obra pues ha sido en estos lugares donde ha obtenido avances y descubrimientos importantes a la hora de construir y edificar las esculturas que lo han llevado a Europa Asia y distintas partes de América.

Puede leer: El artista francés Mickael Obrenovitch, rendirá homenaje a Colombia con la escultura "La puerta de la victoria"

“La mejor manera de intervenir un espacio escultóricamente es con armonía y sin agresiones, buscando siempre la interacción sensorial con sus observadores", afirma Gustavo Vélez, artista que ha trabajado de la mano de Fernando Botero en muestras como "Homo Faber" en Italia en el 2015.

Uno de los momentos más emblemáticos en la vida de Vélez se dio en el 2013, año en el que fue elegido para una muestra individual de escultura en Pietrasanta. Allí, el colombiano intervino un referente cultural como lo es la Piazza del Duomo y la Chiesa di Sant’Agostino con algunas esculturas que medían hasta siete metros de altura y pesaban alrededor de ocho toneladas. Estas esculturas, que lo convirtieron en el artista más joven en intervenir este espacio (tenía 38 años), se hicieron en acero, bronce y mármol.

840867

2019-02-20T19:00:00-05:00

article

2019-02-20T19:00:02-05:00

larevalo_250695

none

REDACCIÓN CULTURA

Cultura

La vida escultural de Gustavo Vélez

36

3737

3773

 

El Museo del Prado celebra dos siglos de arte

Breve memoria de Zapata Olivella

Las memorias de Carlos Holmes Trujillo